..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

.

.
Soy imprecisa, poco inteligente, y demasiado malvada. ¿Qué significa malvada? Que no me importa ver sufrir a la gente. De vez en cuando, me gusta. "Tres veces al amanecer"

.

.

martes, 11 de septiembre de 2012

La revolución



"¿Y qué hacían unos norteamericanos en una revolución mexicana?

Tal vez sólo haya una revolución. Desde siempre. La de los buenos contra los malos. La pregunta es: ¿quienes son los buenos?"

"¿¡La revolución¡?...Cuando el tiroteo termina los muertos se entierran y los políticos entran en acción. El resultado es siempre igual, una causa perdida"

"La revolución es como la más bella historia de amor. Al principio, ella es una diosa, una causa pura, pero todos los amores tienen un terrible enemigo: el tiempo. Al final tú la ves como es. La revolución no es una diosa sino una mujerzuela; nunca ha sido pura ni virtuosa ni perfecta. Así que huimos y encontramos otro amor, otra causa, pero sólo son asuntos mezquinos. Lujuria pero no amor, pasión pero sin compasión. Y sin amor, sin una causa, no somos nada. Nos quedamos porque tenemos fe. Nos marchamos porque nos desengañamos. Volvemos porque nos sentimos perdidos. Morimos porque es inevitable".

De la película "Los profesionales", dirigida por Richard Brooks, con guión del director, basado en la novela de Frank O' Rourker.



Nota:
Estos son fragmentos de algunos diálogos muy sustanciosos...Aunque creo recordar que yo he visto, no recuerdo cuando, una versión de esos diálogos más original, porque creo que Jack Palance decía: "La revolución, esa novia adorable y pura, con el tiempo se convierte en una puta a las que todos se quieren tirar"...Y de hecho, en la película, además de una muy bella Claudia Cardinale, que representa al amor puro, capaz de salvar las barreras que la vida pone, a modo de zancadilla, a todo enamorado, sale también otro personaje; "Chiquita" (Marie Gómez) que se cepilla a todo el que se pone por delante, y que encarna (eso creo) a lo que puede llegar la revolución, porque al fin y al cabo la vida es esa sucesión de acontecimientos y lo que hoy es blanco mañana puede ser negro. Y todos los personajes, en un momento o en otro de su vida han sido revolucionarios de una u otra causa.

11 comentarios:

  1. Bueno, en estos tiempos cualquiera se levanta a la revolución, y es verdad, parece una prostituta, que hasta la derecha enarbola su santo nombre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Curiosa comparación de la revolución con las mujeres.

    Supongo que empieza siendo una cosa, unos ideales... y tristemente acaba convirtiéndose en otra cosa...

    Beso.

    ResponderEliminar
  3. Darío:
    Es justo lo que es. Porque como dice la Escritura "cada día tiene su afán". Cada mañana se contemplan los acontecimientos con nueva luz. Los pequeños variantes de cada momento nos hace contemplar los colores del arco iris...
    Un abracito.

    ResponderEliminar
  4. Teo:
    Pues no, no se la compara a "las mujeres". La revolución es comparable a una novia a la que adoras y admiras porque es pura y virtuosa...o no. Es una alegoría, Teo, el oscuro...ja.ja.ja...
    Beso.

    ResponderEliminar
  5. Habia otro que sugeria el eterno retorno de lo mismo......

    mi beso

    ResponderEliminar
  6. Elcaligrafista:
    Claro, y en un tono más folclórico diremos que es como una noria (je,je)
    Pero para mi, y ahora lo digo muy en serio, lo que más me gusta, mas que el eterno retorno, es aquello que me dijiste de "que vamos rompiendo círculos"...Pues eso.

    Mi beso.

    ResponderEliminar
  7. sincopado9/14/2012

    Me gusta que saques nuevas conclusiones de todo lo que lees, leer para pensar y soñar..no leer por leer

    ResponderEliminar
  8. En tanto en cuanto la imaginamos y la deseamos la revolución es casta y pura, pero como cualquier amor humano y mundano, cuando la tocamos la "jodemos" -y por favor no veas el sentido lúdico del verbo-, la llenamos de fango y lo pringamos todo.
    Cuando vi el cuadro de "La libertad guiando al pueblo" creo que pude apreciar algo de lo que intuyo en tus letras con la película cuando recuerdo a ese yipo del sombrero raro detrás de ella, pero en este cartel es ella la que va detrás; por cierto, me quedo más con el papel de Lee Marvin que con el de la bella pero sin "ángel" de la Cardinalle.
    Besotes y buen finde.

    ResponderEliminar
  9. Ángel Iván:
    Es triste pero parece que aunque no lo queramos admitir es lo que es: el hombre tras la justicia, tras la paz y el bienestar. Y no. Según tú me lo has dicho, Ángel, es un ideal, una utopía...La "jodemos"...me has hecho recordar aquella antigua película de Elian Kazan ¡Viva Zapata¡ en la que Marlon Brandon vuelve a repetir los mismos estereotipos, cuando marca con un círculo el nombre de un campesino que reclama sus derechos, y con ese gesto se ve él mismo retratado. Porque es el cuento de nunca acabar...¿quieres que te lo cuente otra vez?...y volver a la primera casilla...
    Un besote.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo9/14/2012

    Marcha tras el desolado cerro de carrasca el sol, como siempre puntual en su relevo la luna.
    Esta tarde no tenia nada que hacer, tras terminar el puto contrato de verano era mi primer día libre en tres meses… el latigazo del ocio me a devuelto a la jodida realidad, si… al mono le quitas su chute laboral y otra vez se empieza a comer el tarro con sus viejas neurosis, añejos odios acallados por el quehacer diario.
    Estoy en una fase maniaco depresiva en la que procuro no probar gota de alcohol, como contra empalmo un lucky tras otro y me evado de todo frente a las tragaperras en mis escondrijos predilectos, te ofrecen zumos frescos gratis, el aire acondicionado trayendo a la napia ese aire puro del Ajax pino…
    No bebo y me masturbo más bien poco comparado con otras épocas…. descuido la higiene corporal, este verano apenas me he duchado, si lo hice fue por no pasar la frontera entre oler mal y causar asco entre mis compañeros, con oler mal me refiero a sudor de sobaco y ráfagas de aroma a culo debido a bruscos movimientos en mitad de la faena, en instantes frenéticos donde lo conveniente es ir deprisa.
    Me desvié con la moto por un camino de tierra, en un paraje con escasa vegetación que sale de la ciudad al extrarradio rural… la moto aguanto bien una pronunciada subida al cerro mas alto de la zona... lugar donde los ciclistas de domingo ponen a prueba sus piernas y pulmones…
    Mi Peugeot este verano a llevado mucho tute, a cuenta de 400 kilómetros a la semana, yo mismo cambie la bujía, limpie el filtro de aire… en el taller me limpiaron el carburador y retire el neumático de atrás desgastado y sin dibujo… aun así tose, se castiga en la salida y no tiene huevos… debo de llevar el embrague partido, eso me puede salir por 200 euros, y aun así la moto sube el camino de guijarros enferma…
    Vi como el sol se perdía tras la línea de un monte en el horizonte, colores anaranjados extinguiéndose en una vorágine de nubes negras… resultaba triste sentir el cierzo barriendo matas de tomillo y levantando polvo, tuve que sacar de la moto una chaqueta para guarecerme de esa brisa… encendí un cigarro, caí presa de un sentimiento fúnebre, mientras el ultimo hilo de sol era tragado por la línea…. Me sentí solo allá arriba, olía a recuerdo perdido… a ilusiones enterradas… mi corazón sangrante atisbaba la nada como un fármaco de resultado eterno…
    ¿Lo hare?, te escribo ya que creo que eres capaz de aconsejar, aunque odie dar consejos y recibirlos, pareces cabal… aun con tu inteligente juego del gato y el ratón, aun con la mascarada de las letras bien presentadas…. Coincidencias curiosas en este dichoso mundo de los encuentros… abrasa la garganta y los pulmones al febril anochecer, ¿llegara el cáncer?... temo al dolor mas que a la muerte, los preludios mas que a la función, una vez calientes no habrá quien nos pare, la cocción del odio es penosa por la abrumadora facilidad con la que caemos al pozo de la extenuación...
    Al ver ese collage que formaba caprichosamente el sol, el cielo y las nubes, esa paleta de la pintora madre… una metáfora acudió a mi cabeza dados los derroteros de mis neurosis… la ceniza del cigarro se volatilizaba como mi razón entre el rumor del viento, pensé que causar la muerte a alguien que causo tanto dolor no carecería de justicia, un tipo en Barcelona me hizo un comentario sin importancia, fue en una taberna del born bebiendo vino… era boliviano y sus ojos chispeaban de cínica bravura, son comentarios que uno no sabe lo que van a calar en un futuro, cirujanos poco doctos de la palabra que sin intención alguna manosean tu psique enfermamente extraña
    - El retorcimiento es la causa de sus propias muertes, en el laberinto de la sonrisa de la que no pueden escapar, de las contracciones del diafragma, placenteras purgaciones en donde demonio cosquillea el lado negro del corazón, futuras lagrimas sin sentido tras el atracón de malicia… sabedoras como son de su maldad fugazmente temen la mano perdida en alcohol que empuñar el acero podría.

    ResponderEliminar
  11. Excelente publicación, Marián. La revolución pasa de doncella a prostituta porque semeja el paso de lo rígido con lo permisivo. Chiquita no es una puta, es una victoriosa guerrillera que ha alcanzado la libertad y la ejerce. Esta es la cuestión, poder ejercer la libertad y ser hija de ella.
    Por una vez los americanos, siempre poderosos y contrarios a la libertad de la que son siempre dueños, se comportan como verdaderos defensores del comportamiento racional y humano. ¿Será porque eran "Profesionales"?

    Un abrazo, amiga Marián.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.