..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

lunes, 3 de septiembre de 2012

El salto


usted aprende
y usa lo aprendido
para volverse lentamente sabio
para saber que al fin el mundo es esto
en su mejor momento una nostalgia
en su peor momento un desamparo
y siempre siempre
un lío

Mario Benedetti

                            *******************************

Tengo un año de excedencia para empezar  de nuevo en mi trabajo. Sí, en el que trabajaba, y digo trabajaba  porque seguramente ya no volveré más. En otras palabras, volver o no volver. En otras palabras más, estoy sin trabajo.

En este momento aún tengo varias cartas en la mano para seguir jugando la partida...Todos mis compañeros me abrazan, frotando mi espalda dándome calor. Mi abuela ya se ha despedido: "Hija, mírame bien porque ya no volverás a verme con esta carne marchita sobre estos maltrechos huesos. Cuando me imagines hazlo con mi mejor imagen, la que tú quieras, pero que sea bonita".

A llegado la hora  de cambiar de rumbo, aunque antes hay una celebración. Se casa mi prima, la pecosa, la pelirroja...ella al fin ha optado por formar una familia. Gajes de la mala crianza de esta saga. Así que la boda también será motivo para mi despedida. Habrá lágrimas por partida doble. La próxima vez que baraje mis cartas, lo haré seguramente en otro lugar, en otra ciudad, quizás en otro Continente. Mi amante pondrá cara de desconsuelo, pero hace tiempo que sé que todo son pantomimas, que mi relación hace ya tiempo que está acabada.

Mi marcha también será para algunos motivo de alegría. Mi padre y su mujer (hace una eternidad que no los veo) cuando reciban noticias mías se alegrarán. Mi padre sabe de sobra que sé arreglármelas sola. En mi partida llevaré una libreta vieja y una pluma nueva...Imagino en la boda a mi primo más querido, sé que no va a parar de sonreírme. Este chico no tiene miedo al riesgo...siempre ha hecho cosas fabulosas por mi- Una de las menos peligrosas es aquella en que al verme a lo lejos, en un atasco, y sin respetar el verde de salida, lejos de ponerse en movimiento, salió de su coche y vino hacia mi quedando suspendido en medio del tráfico llenando el aire de improperios y bocinazos...

Y el otro... el poeta maldito, lo llamaba mi abuela, y además es guapo, y sigue siéndolo, dice mi tía Gertrudis...¿y cómo se ha podido liar con esa actriz de tercera y que además es feísima? Aún recuerdo cómo nos reíamos todos aquella tarde calurosa de Agosto, cuando mi primo, el guapo, le contestó a mi tía cuando se lo pregunto: "casi todas las mujeres lo tienen de astracán, pero es que ésta lo tiene de terciopelo...¡la terciopelo me conquistó¡...Y además, esa mujer tiene el don de ser "vencedora del mal; la que pisa la cabeza a Satanás"...(enigma) El sol se iba ocultando por el horizonte y aún seguíamos pensando...

Hoy presiento en el aire como un presagio, como un preludio de despedida...Y tal vez sea el epílogo de un tiempo y el comienzo de otro...cierro los ojos y mi abuela me está guiñando un ojo al mismo tiempo que levanta el pulgar de la mano derecha...

Cuantas veces habré mirado a través de la ventana de la oficina soñando este viaje, o en la cafetería tomando un café sentada a la mesa como se sientan los franceses, de cara a los paseantes y de espaldas a la cafetería para observar sin importarme ser observada...Quizás ya ha llegado el momento de partir, aunque no lo había pensado con este amago de tristeza. Es duro comenzar una vez más de cero. Pero siempre nos espera algo nuevo, y a veces mejor.




9 comentarios:

  1. Marchar, dejar atrás, abandonar todo menos lo imprescindible que al final es casi nada. Los pies en el andén y una última mirada que abarca algo más que el espacio.
    No dejes de narrarnos tu viaje.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. espero que consigas pronto trabajo

    cuidate

    ResponderEliminar
  3. Lo único que puedo decirte es ánimo..lo que te ha dicho tu abuela me ha llegado al alma, vayas donde vayas tenla presente, seguro que te da fuerza..pues yo deduzco que ella lo es.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Que sea un suave camino, si es posible de rosas sin espinas...Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¿Te puedo abrazar? Eso me nace al leer este post....

    mi beso.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo9/04/2012

    Hay un dicho popular que muchos temen oír: “la vida da muchas vueltas”.
    Yo cuando escucho en boca de alguien esa expresión me ofendo, la tomo en el sentido negativo, como si la vida fuera a ser mas puta conmigo de lo que a sido, y de reojo imagino el devenir futuro de otras vidas y me pongo cortapisas al advertir que ya entramos en terrenos escabrosos que desembocan en el concepto competición y malos augurios.
    Creo que inconscientemente las muertes de los familiares son como niveles que vamos subiendo, la primera escalera hasta subir a la buhardilla de la extinción es la desintegración de la carne mas arrugada, casi todos los abuelos de mirada vidriosa y andar encorvado por el fardo del tiempo son ya almas liberadas de muchos yugos mundanos que nos hacen ir en pos de estímulos, ellos aguardan sentados a la fresca, o juegan a las cartas como si de un puerto de calma se tratase, se van marchando las ultimas generaciones de este planeta… vivieron otros tiempos y tras tantos años aquí muchos nos superan en inocencia ----:::
    Has utilizado una expresión que se hace golosa en los oídos del tahúr, eso de que jugaras tus cartas en otro destino, es poético y audaz precisamente por esconder las intenciones tras el tapete de tus silencios (hay tantas preguntas sin respuestas que mi enferma deducción trocada de locura no desvanece), se valiente, busca el rabino… búscame a mi, enseñémonos las bazas copón.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo9/05/2012

    Era el, abrió la puerta y clavo su mirada con el mismo odio innato, era el hijo de perra.
    El bullicio al mediodía en las sórdidas calles del casco se mezclaba con olor a fritanga y marihuana, septiembre acariciaba por fin las sienes con el cierzo, el sol oculto en el cielo gris ya no hacia fruncir el ceño… restos de botellas y mierda en torno al contenedor de basura municipal, bolsas negras de basura destripadas por los gatos nocturnos, envases de lácteos color rosa coloreando baldosas, espinas de pescado secas y cuscurros de pan duro esparcidos por doquier sobre la acera.
    Furtivos inmigrantes en chándal con ese aire conspirador de los barrios marginales, es una zona de casas hacinadas, enjambres de sin papeles guisan sus platos autóctonos con el ritmo de sus músicas ancestrales, quejidos, lamentos, juramentos en marroquí, voces recias y canticos transoceánicos escupidos al viento desde viejas atalayas de piedra grasienta y carcomida.
    En Barcelona el rabal esta poblado de esta clase de jóvenes de familia pudiente que llamados por la ola del multicultural mestizaje bastardo alquilan sus casas junto al desterrado, al yonqui, a la puta, en definitiva, al marginal… las terrazas forman un curioso mosaico de ropas tendidas, macetas…
    Este tipo de pseudo movimiento bohemio que abanderan en su mayoría culturetas que pasan la treintena es un fenómeno curioso que empieza a echar raíces en esta ciudad de provincias…
    Me refiero a la puta yonqui que tras chutarse en la cocina y bajar las escaleras de caracol zigzagueante y con la orina por aroma se cruza a su vecino el gafa pasta que sube con la puta bicicleta trex a cuestas como una especie de Baudelaire todo terreno, los mismos cerdos que piden comida a domicilio acompañados de la amiga de turno, jejeje, como envidio los ojetes que deben de trasegarse gracias en parte a su estúpida estética new-boheme..
    Pues subí cinco pisos sin ascensor, las paredes empapeladas de fotos de doctores con bata y lupa, como en un sueño ascendía escaleras jadeando, notaba mi apestoso aliento, la garganta picaba, la punta del pijo escocia, un pelo de los huevos estaba invadiendo el capullo a cada zancada…. pase del cuarto, mi destino, al quinto, al tratarse de escaleras interiores carecían de la correspondiente numeración, al picarme los huevos no controle lo suficiente y acabe frente al atico, es decir el quinto.
    Decían de pantani que era tan bueno en la montaña por que para el subir era sufrir y si lo hacia antes que los demás tan solo se debía a una cuestión de vagancia.
    El hijo de perra me abrió, le odiaba antes y se redoblo mi malestar, removió las ascuas de la hoguera con los mismos argumentos de siempre, mirada hostil y voz autoritariamente indiferente.
    -sabe quien soy?
    -si, te has debido confundir.
    Respire y me sentí una mierda, dubitativo y torpe con una extraña sonrisa en la boca, el con sus gafas y esa mirada negra escrutando mis movimientos, su frente despejada, esa vez iba sin barba… con un ridículo pantalón de jugador de algún deporte, piernas blancas y feas casi carentes de bello y una camiseta con la palabra manicomio, frívola camiseta de locos devorados por sus propias recetas, sádico atuendo de estar por casa de un psiquiatra reconocido.
    -errr, menuda casa de mierda, errr, hijo de la gran puta, si creo que me equivoque de puerta, jejjeje, lo siento.
    Bajo al cuarto y suavemente se vuelve a cerrar esa puerta, no sabia lo que había detrás y sin embargo algo me embargo desde que entre a aquel portal, demasiadas pegatinas pululando por las paredes.

    ResponderEliminar
  8. ¡Suerte en esa nueva etapa que comienzas, Marián! Espero que encuentres lo que buscas. Y ve abiéndonos el camino a los demás. Yo también estoy contemplando la posibilidad de dar el salto. Aquí ya no hay nada que hacer.

    No te olvides del blog y sigue contándonos. Permanecemos en modo escucha. Me gustó mucho esta entrada por lo cercano del texto, muy campechano y con algún que otro misterio, como es habitual en ti...

    Un beso. Caminante no hay camino... ;-)

    ResponderEliminar
  9. Sólo puedo desearte buena suerte. Lo peor, el trabajo. Porque la famosa maldición bíblica nos atenaza no desde el cielo, sino desde las empresas de esos indignos gerifaltes que hacen y deshacen desde el cielo a la tierra.
    Como somos malos debemos trabajar para subsistir. En las condiciones que sea, en el tiempo que me impongan, con las desagradables malas caras cotidianas...
    Si crees que es por tu bien, Marián, adelante. Es difícil, como dices, empezar nuevamente pero todo lo que empieza acaba inexorablemente. Te adaptarás con rapidez y esa libreta vieja con pluma nueva te ayudará a hacerlo.

    Un abrazo, amiga Marián.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.