..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

martes, 13 de marzo de 2012

Origen


En un sueño se trastocan las leyes físicas...




Por eso cuando te acostumbras, la realidad te sabe a poco...

Mientras el tótem gira estás dentro del sueño...
No hay que tener miedo a
soñar a lo grande...
Sólo es necesario dominar
el tiempo dentro del sueño y
saber cuando estás soñando
y cuando no...


18 comentarios:

  1. Ese el gran problema, dominar el lapsus que dura la locura de rodar sin motor, que sostenga el movimiento.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. El sueño es un flujo de azares sin tiempo, sin origen y sin destino. Es vivir sin realidad.

    mi beso.

    ResponderEliminar
  3. Yo no logré conectar mucho con esa peli. Y eso que me encantan los sueños... Pero no le vi gancho al punto de partida. La reseñé en mi blog hace tiempo (no te dejo el enlace porque no la puse muy bien :-P)

    Besos, buen día y felices sueños.

    ResponderEliminar
  4. Taty, así es, la locura es maravillosa siempre que la mantengamos bajo control...y el gran problema es esa ambivalencia.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Querido caligrafista: En un sueño se puede hacer todo aquello que resultaría ilógico en la realidad (eso es literatura pura y dura) Mientras sueñas vives momentos extraordinarios; todas las maravillas te parecen lógicas. Sólo cuando te despiertas eres consciente que en la realidad eso no cuadra. La vida es un camino lleno de piedras...y en los sueños, te elevas...y las piedras son como diamantes de muchas facetas...

    Mi beso...

    ResponderEliminar
  6. Kine, lo que te ha pasado con esa peli, es que la has visto una sola vez...a mi me pasó también (yo es que me fijo mucho en los diálogos) Y sí que le sombran mogollón de escenas de acción. Y lo de la nieve, como tú dijiste, parece un añadido.
    Pero bueno, si te digo que a Borges no le pillo a la primera...y luego disfruto mucho con lo que me cuenta...(el Pedro Páramo de Juan Rulfo, también a ese tuve que leerlo varias veces) A Cortázar, siendo más explícito, a veces me cuesta.

    En la trilogía de Matrix, también sobra mucho de eso que le sobra a esta película, y a mi me encantó muchísimo también.

    Oye, Kine, la secuencia de los espejos por ese puente de París, cuando la chica va fabricando su sueño ¿no te recordó al genio de Orson Welles? Eso es puro cine: nada es lo que parece...vamos ¡como la vida misma¡...

    Besos, Kine.

    ResponderEliminar
  7. Completamente de acuerdo.

    Una vida sin sueños, es amarga.

    Pero no vives de sueños. Hay que hacerlos convivir con la realidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Por suerte o desgracia para mí nunca recuerdo mis sueños.
    Las fantasías que vivimos en los sueños no deberían hacerse realidad... que aburrido no perseguir un sueño...

    Muaks.

    ResponderEliminar
  9. Ojalá pudiésemos dominar lsa dimensiones del sueño, y quedarnos a vivir en uno que nos sepa a mucho. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. "Sueño y realidad se pierden en el camino". Te diré lo mismo que le escribí a Marisa: La irrealidad puede ser o parecer un estado perpetuo dentro del sueño fantástico y lo verdaderamente maravilloso sería, no regresar jamás a las carencias terrenales…huyamos, gritemos, muramos…pero la vida ¿para qué…? ...Abrazos hipnóticos

    ResponderEliminar
  11. El gaucho Santillán:
    Hay que buscar el equilibrio, claro que sí. Los sueños potencian la imaginación, así que eso es bueno para el cuerpo ¿no?

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Teo:
    ¿Nunca, nunca recuerdas los sueños?
    ¿Y las pesadillas?...ja ja ja. Perseguir un sueño es mucho más divertido que ir tras cualquier otra cosa...

    Muaks

    ResponderEliminar
  13. El Joven llamado Cuervo:
    Sería maravilloso dominar esa dimensión de los sueños. A veces se consigue...en un estadio especial como en una dimensión entresueños...
    Cuando se consigue es algo muy placentero, te lo aseguro...

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Kimbertrancanut:
    Claro, a veces la vida es dura, es injusta, y a veces, nos mata en vida...
    Regresar de los sueños...somos animales de costumbres; hechos al dolor. De todos modos si no estuviésemos vivos no podríamos soñar...pienso que no está tan mal eso de volver a la realidad, así puedes valorar lo extraordinario que es soñar. Estando siempre dentro de un sueño sería sería algo así como no morirse nunca. Precisamente los sueños son maravillosos porque no son la vida real...hay que volver; regresar para soñar con lo soñado.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Marián, creo más en los sueños que en muchas realidades. Es más, a veces creo que mi certeza real se convierte en sueño, se traviste para que no suceda al revés, o algo así.

    Esta vez, sin que sirva de precedente, te digo, además, que las fotos que acompañan el texto nimio, me encantan. Hay alguna que provoca sueños, otra que incita al café, otra que quiere movimiento, otra que quiere gravitarnos.

    Pero te diré, a modo de excusa, que no se está tan mal o no nos va mal con los sueños. Son buenos compañeros de viajes. Aunque, también es verdad, últimamente mis sueños y yo dormimos en camas separadas...

    Te dejo un beso, onírico.

    Mario

    ResponderEliminar
  16. Yo soy más de la ensoñación, ese extraño periodo de tiempo diurno donde percivimos la verdadera realidad de las cosas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Mario:
    Está bien. Le das la vuelta, la realidad la contemplas como un mal sueño. Y el sueño como una realidad...vamos, como si quisieras exorcizar los malos sueños para que no se conviertan en realidades, o algo así...je je...

    Bueno, lo de las fotos...al final no ha quedado mal, pero la técnica no la domino aún y a veces me cuesta ponerlas ahí, aunque todos ya sabemos que las cosas se aprenden sobre la marcha; haciéndolas ja ja, Y como la peli va de sueños...pues eso, qué mejor que poner imágenes.
    Y Mario, por favor, haz las paces con tus sueños, duerme con ellos...

    Un beso, sin más y sin menos.

    ResponderEliminar
  18. Rapanuy:
    ¡Ah¡ la siesta...donde el sueño es corto y no profundo. Yo no suelo tener sueño durante el día, pero sí, cuando notas cansancio se te queda el cuerpo así, como si entraras en un ensimismamiento...ja ja ja, y entonces percibes tu realidad.

    Besos.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.