..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

martes, 27 de marzo de 2012

Libertad


Por encima de la libertad de expresión está la libertad de pensamiento. Para expresarnos libremente primero tenemos que huir del pensamiento único. Esa lacra que por encima de todo hay que impedir que nos ate. Porque sólo así podremos pensar por nuestra cuenta.

Esto es lo que viene a decirnos más o menos el filósofo Emilio Lledó, que con su gran sabiduría y su mente tan fresca, a sus 83 años, es como un soplo de vida para hacernos reflexionar:

"Ahora se habla mucho de la libertad de expresión, que es esencial, pero antes hay que saber pensar. La libertad de pensar es tener las neuronas fluidas, el mundo de la libertad es el mundo de tener posibilidad (...) Nosotros estamos atados a los instintos, pero gracias al lenguaje y mil cosas podemos desatarnos. Somos naturaleza, cuerpo, carne, huesos, corazón y ritmos vitales, pero al mismo tiempo tenemos posibilidad de ser cosas a través del lenguaje y la educación, abrirnos a determinados campos y que el mundo se nos presente como un horizonte móvil y transitable, no como un encasillamiento de carreras y estructuras estereotipadas, regidas por la funesta idea de utilidad (...) Y pensar sin esquemas establecidos, sin frases hechas, sin estereotipos que te dicen lo que es bueno, malo y regular, cuales son los valores, cuales los ideales y qué tienes que hacer. La mayoría es una pura falsedad"

A nosotros sólo nos falta tenerlo tan claro como lo expresa el filósofo. Pero...cada persona es un mundo, y cada uno de nosotros tiene una perspectiva de su mundo...sacudir un poco la cabeza, salir de la corriente que nos lleva, sería un buen comienzo.

29 comentarios:

  1. Buenas,
    Esto me recuerda cuando oigo: "todas las mujeres... o todos los hombres...". Realmente, nunca como hoy tuvimos tanta información y en cambio hay algo que no liga con la libertad de expresión. Algo que huele mal. Sí, me quedo con lo que primero es ser capaz de pensar.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo seguir los valores de una sociedad que agoniza no es sintoma de salud mental.
    Me encanta la gente que es capaz de hacer la revolucion sin agravios; sin mas bamdera que el cambio interior que la hace brillar y hace que los que la rodeen se cuestiones las verdades que tomaron por absolutas...

    ResponderEliminar
  3. Hay demasiadas celdas con barrotes fuertes en nuestras cabezas. Y es verdad, el filósofo es sumamente lúcido para percibirlo. Expresarse libremente sin tener el pensamiento libre, es como tener sexo sólo por "meterla".
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. De acuerdo en su totalidad, como en la belleza de la fotografía. Aunque la peor determinación (un determinismo relativo es casi inevitable) es la cultural. Besos.

    ResponderEliminar
  5. "Somos libres para decir lo único", si no peleamos por la formación, por la educación, si no nos esforzamos por pensar y repensar, por dudar de lo que creemos, esa y no otra será la pancarta que empujemos, y encima sonriendo.

    Gran reflexión

    ResponderEliminar
  6. Igor:
    El hecho de que tengamos tanta información no nos da conocimiento. Una noticia porque se publica como tal, en absoluto puede ser verdad lo que diga esa noticia. No te voy a dar ejemplos pero...¿te has sentido informado a través de las noticias que se han dado en algunos medios de comunicación este fin de semana?...

    Informarse de lo que se informa y por qué, eso sería buscar conocimiento.
    Y estamos de acuerdo en que lo primero es pensar, para evitar seguir por donde va Vicente...

    Saludito.

    ResponderEliminar
  7. carmeloti:
    Por supuesto, esa revolución es la mejor que se puede hacer, haciendo un canto a la individualidad y al mismo tiempo identificarse con lo extraordinario...porque no hay verdades absolutas.

    ResponderEliminar
  8. El Joven llamado Cuervo:
    Querido, me ha encantado la metáfora que has hecho, porque no es sólo por "meterla", el la urna o en lo que sea...Pero si hablamos de amor...la libertad es al amor lo que el sexo es a la libertad...

    ResponderEliminar
  9. Javier F. Noya:
    La base, la educación, ayudar al discernimiento y determinar lo mejor para nuestros intereses, sentimientos...tal vez no se pueda conseguir la libertad plena, pero el hecho de respirar en libertad emociona.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Pilar:
    Claro, hay que esforzarse. Fernando Savater dice que somos libres aunque no seamos libres; porque a veces preferimos elegir "no elegir por uno mismo" Esa es la opción.

    ResponderEliminar
  11. Clave: Hay que saber pensar.

    ResponderEliminar
  12. y por encima de la libertad de pensamiento está la legislación vigente, y los delitos contra las sectas dominantes, y los delitos contra la sangre real por la gracia del dios, y los delitos sobre el armónico orden teletransmitido.
    Sí, ya sé que es cuestión de cojones, pero también de cuenta bancaria para pagar abogados.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. David C.:
    Pues sí, David, pensar es lo primero.


    Advenedizo:
    Bueno...También, también todo eso que dices, al fin y al cabo todo son redes...contando esta en la que tú tan bien te manejas, pero yo no soy Ariadna para tenderte la punta del hilo del ovillo de toda esa maraña...¡estás atrapado¡ je je...y lo único que te queda es el recurso al pataleo, y hasta por ese recurso te pueden pedir cuentas; por alterar el orden público.
    Saludo.

    ResponderEliminar
  14. Te devuelvo la visita Marián. Tú también lo haces genial, parece que consigues expresar bastante bien lo que piensas. A ver si me contagio un poco :-)

    ResponderEliminar
  15. Interesante lugar, pasaré seguido a leerte.

    Libertad, bellas palabras, siempre en boca de todos, (y eso no está mal) solo que se debería saber, que LIBERTAD es sinónimo de responsabilidad, creo que por eso, una importante cantidad de hombres sobre este planeta, le tiene miedo.

    Responsabilidad y libertad, esas dos palabras en soledad no tienen ningún valor, solo tiene valor lo que con ellas se pueda conseguir.

    Interesante y gracias por tu lectura.

    Un cariño.

    Juan

    ResponderEliminar
  16. Galia B.
    ¡Por Dios bendito¡ Si hablamos de contagios a mi lo que de verdad me gustaría sería quedarme con ese virus que a ti te ronda...que te inspira y te induce a ese nivel literario...esa forma de plasmarlo sin ninguna modestia aparente, con seguridad y sin ambages, trazando un mapa de vocabulario poco común, que al mismo tiempo vas creando sensaciones que parece que surgen de la nada...y eso creo que no es nada fácil...

    ResponderEliminar
  17. Juan de la Cruz:
    Muchas gracias por venir y leerme y por tus amables palabras a este lugar.

    En cuanto a la libertad creo que eso es como con otras cosas...como el amor o el dinero, por ejemplo, que cuando no se tiene se echa en falta...Y es verdad que hay personas que con la libertad, cuando la consiguen, no saben qué hacer con ella, que prefieren ser guiados por otros; por eso de las responsabilidad que dices.

    ¡Ah¡ a mi también me gusta tu blog, por la estética y por lo escrito. Te leeré con calma.

    Saluditos.

    ResponderEliminar
  18. Totalmente de acuerdo, un beso más.

    Juan

    ResponderEliminar
  19. Totalmente de acuerdo. El ejemplo perfecto (a mi juicio) lo brindan los debates políticos en los medios de comunicación. Incluso periodistas que podrían considerarse relativamente independientes y situados en posiciones teóricas completamente opuestas juegan con las mismas reglas: las de lo "políticamente correcto". Ahora que lo pienso, en economía es todavía más evidente. Todo problema económico parece tener una única solución ya prevista por la Teoría Económica según el paradigma vigente. Incluso cuando resulta evidente que, debido a las circunstancias, dichas soluciones no son sino parte del problema.

    Interesante entrada.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  20. Juan de la Cruz Olariaga:
    Un beso para ti también.


    Bojiano:
    Bueno...argumentar sobre asuntos de economía sería absurdo por mi parte...y más sobre esa Teoría Económica a la que te refieres. Y en cuanto a lo que dices de esos periodistas...es que no sé por qué se tienen que "autocensurar", para que les den cuartelillo será.

    Gracias por venir a leerme. Tus blogs me parecen muy interesantes, ya lo sabes.

    Saludito.

    ResponderEliminar
  21. Libertad de expresión para comentarte, para interpretarte, para escribir en mis comentarios lo que creo que me reporta leerte con una taza en los labios y tus labios escritos en mi punto de mirada.

    Eso sí, de la libertad de pensamiento, obra y omisión, no te diré nada, que después de los "despueses" todo se sabe, y mal me sabría que tus lectores no supieran traducir lo que suelo decirte a través de mis comentarios...

    Marián, me gusta cómo escribes. A veces no lo que escribes, o no las temáticas. Pero vamos, que tienes mano para moldear las letras que tu imaginación invoca, que tu espíritu provoca y que tú, y solamente tú, como reza la canción, eres capaz de convertir en alimento para mentes despiertas y con apetito… o algo así.

    Un beso, libre, libre...

    Mario

    ResponderEliminar
  22. Esta entrada más que ninguna otra es una puerta abierta a la reflexión, al libre pensar. Me gustó mucho el texto de Lledó. Gracias por traerlo y compartirlo con nosotros.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Querido Mario:
    El pensamiento cuando va por libre te puede arrastrar a caminos insospechados...y luego en esos "despueses" te da por buscar cordura, pero bueno, que en estos vaivenes es donde la vida te puede arrancar sonrisas...

    Un beso libre como el viento.

    ResponderEliminar
  24. Kinezoe:
    Gracias a ti, Kine, por venir a comentar. Ya ves que entre filósofos y pelis anda el juego, porque a veces los guionistas nos dan sorpresas muy agradables.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Ahora que parece reinar de nuevo el pensamiento único, tuvimos un instante de diversidad casi enriquecedor.
    Los que imponen el pensamiento único ahora eran los que proclamaban esa extraña libertad de expresión argumentando que los que no pensaran como ellos no es que estuvieran equivocados, es que eran unos delincuentes.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  26. Libertad, ¿qué es eso? Jamás he visto la libertad tan limitada en pensamiento como hoy en día. Estamos llenos de cadenas de buenismo de plástico y maldad inventada. Eres de unos o eres de otros, pero ¿dónde estás tú?
    Es sencillo: en el saco de los bichos raros.
    Pensar se ha convertido en una lucha diaria que necesariamente ha de ir contra lo establecido por las dos líneas que se enfrentan en cada ámbito de nuestra vida. Habría muchísimo más que comentar sobre este tema, pero es TU tema.

    Un beso

    ResponderEliminar
  27. Ángel Iván:
    Pues sí, ahora parece que vuelve a reinar el pensamiento único...si es que alguna vez no lo estuvo...pongámonos en el sitio de la mayoría, por aquello de que los que no piensan como "nosotros" están equivocados.¡Pufff¡...

    Besotes.

    ResponderEliminar
  28. Sbm:
    Ya..¡Libertad¡ ¿Qué difícil, eh? pues empecemos a estudiar a ver qué es eso...

    Sí, también va para ti lo que le digo a Ángel.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Brillante, como siempre. No había pensado en esa cuestion de que antes de la libertad de prensa debe existir libertad para pensar.

    Vivimos escondidos en un rincon del panoptico para poder pensar (y solo decimos lo que pensamos, cuando estamos a oscuras y desnudos)

    mi beso.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.