..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

lunes, 2 de enero de 2012

El tiempo


no instruí a mi reloj
para mañana
no hay por lo tanto garantía
de despertar a tiempo

Mario Benedetti
                                                   ************

Viajamos siempre hacia adelante en el tiempo. Es imposible parar ese proceso. No se puede parar el tiempo. No se le puede atrapar y dejarlo prisionero como un pájaro entre los dedos y las palmas de las manos. Todo un mundo de filósofos...mundos pasados y futuros; los que han sido, y los que posiblemente serán, todos se enfrentan al problema del tiempo, y siempre, tan metafísicos ellos, lo quieren explicar con larguísimas disquisiciones para terminar no aclarando nada.

Y es que el problema del tiempo es esencial. No podemos prescindir del tiempo...es fascinante, no se puede describir, ni siquiera pensar (es como cuando pensamos en la Nada.) Según Borges si se hubiese resuelto ese problema se habría resuelto todo, pero dice Borges que felizmente no hay ningún peligro de que se resuelva, es decir, "seguimos siempre ansiosos"

Ni aún entrando en conceptos especiales sobre el tiempo se puede entender. Aristóteles lo vincula al movimiento. El tiempo, dice, es algo que pertenece al movimiento. Pero los matemáticos juegan con el tema del tiempo y parece que se divierten con las paradojas que se inventan...como las de Zenón...que dice que una flecha en su vuelo está inmóvil en cada instante. Luego el movimiento es imposible, ya que una suma de inmovilidades no pueden constituir el movimiento. Y lo de Aquiles, el de los pies ligeros, compitiendo con una tortuga...ya no se puede pedir más a la imaginación  de los sabios. O sí se puede, ya que algunos modernos para justificar esa paradoja recurren al cálculo infinitesimal que era desconocido en la época de Zenón.

Y para qué nos vamos a romper la cabeza pensando en qué es el tiempo. Algunos filósofos dicen que el tiempo no existe, porque el pasado y el futuro no están, y el presente está sólo un instante. Según Berkeley lo único que existe es lo que sentimos nosotros. Sólo existen nuestras percepciones, nuestras emociones. Luego el tiempo es lo que percibimos  de él en cada instante...Pero ese tic-tac del reloj del tiempo nos inquieta, nos perturba y nos acosa...y quisiéramos caminar sin prisa, como para no querer llegar a la meta ¿estamos jugando con las cartas marcadas? Sí, eso creo, y prefiero dejar mi mente in albis y jugar un poquito más, sólo por diversión...Así que ahora, yo por mi cuenta, voy a especular aún más...¿Quien me lo impide?

Supongamos que Dios está solo. Supongamos que Dios está parado y no sabe que hacer. Se aburre porque no ve ningún movimiento a su alrededor. Pero tiene un reloj que también está parado. Es el reloj del Tiempo, y decide ponerlo a funcionar: Principio del tiempo. Y pasa la tarde y pasa la mañana, y hace la luz que sale de las tinieblas...Y después de dar al interruptor de la luz se frota las manos. Y como tiene todo el tiempo del mundo empieza a crear cosas...¡y le gusta¡ y pone monstruos marinos el las aguas...Y se crea a sí mismo: ÉL es el Gran Prestidigitador, y saca de la gran chistera las estrellas, los planetas, los mares, las plantas, los animales y las cosas...El tiempo pasa...y crecen las Torres de Babel...y está a punto de dar un manotazo y acabar con todo. Pero le hastía volver a empezar. Por otra parte existe el peligro de que el reloj se pare, así que crea los códigos y las guerras, y ve que le gusta lo creado ¡y se divierte con ello¡...porque le gusta jugar con ese animal que se ha superado a sí mismo: el humano. Y se olvida del reloj del Tiempo; no sabe si el reloj está en peligro, y no quiere saberlo...

Mucho más tarde llega San Agustín con su angustiosa y desmedida ansiedad por saber qué es el tiempo. Y lo vincula a la extendida imagen del "río" planteada por Heráclito como metáfora del tiempo, y enfoca este concepto del tiempo como la imagen móvil de la eternidad...Creo que nadie ha sentido con mayor intensidad el problema del tiempo que este hombre. Él dice que su alma arde, que está ardiendo porque quiere saber  qué es el tiempo. Y le pide a Dios que le revele qué es el tiempo, no por vana curiosidad sino porque él no puede vivir  sin saber aquello...

Morirá sin saberlo.

Me consuela saber que un hombre tan ejemplar como San Agustín tampoco lo supo: "¿Qué es el tiempo? Si no me lo preguntan lo sé. Si me lo preguntan, lo ignoro".

Él ardía en deseos de saberlo...de saber explicarlo al menos.
Pero yo paso...
Paso el tiempo con estas cosas.


Feliz año 2012, deseo de todo corazón a todos, todos y todos.

15 comentarios:

  1. Como siempre un repaso veloz por la historia del pensamiento. Me gusta esa idea sutil de que el tiempo es un invento de Dios, aburrido de estar parado sin hacer nada (como en el metro y su movimiento) ZAS lo inventa todo para que todo suceda.

    El tiempo es circular: el pasado se lame la cola con el futuro y como no tiene memoria entonces cree que todo es nuevo. (el amigo Federico ya conocia esa sensacion de desconciencia en el circularidad del devenir)

    mi beso, circular y memorioso

    ResponderEliminar
  2. caligrafista, sí, nuestro querido amigo Federico lo tenía muy claro en ese sentido...todo es circular, todo retorna...y...¿todo es eterno? Él asegura que sí; que todo se repite eternamente ¿La memoria? Afortunadamente no somos Funes el memorioso y nada recordaremos. Mejor así...Nietzsche no quiso saberlo...tuvo un final trágico y no se repetirá, al menos en él ¿Y nosotros? nosotros somos mariposas sin memoria...no recordamos que alguna vez fuimos gusanos...

    Un beso...en el presente...

    ResponderEliminar
  3. Me encanta ese repaso que le das a la filosofía con cada una de tus interesantes reflexiones. Impresionante.

    Supongo que el tiempo se inventó para que aprovecháramos mejor la vida. El saber que no contamos con mucho nos empuja a hacer determinadas cosas...

    El tiempo lo es todo (inconcebible la sociedad actual sin el reloj) y no es nada (entiéndase la doble negación); a veces me gustaría vivir como Fernán-Gómez en aquella curiosa película del '76: "El anacoreta".

    ¡Feliz Año, Marián! Y un beso.

    ResponderEliminar
  4. Creo que el Tiempo es una invención humana, el parche que el hombre ha dispuesto para ordenar sus páginas vitales, tanto aquellas que emborrona con tinta, como aquellas que aspira a recordar, pasando por esas a las que intenta llegar.
    ¿Qué es el Tiempo? nada, absolutamente Nada. Si me apuras definición: una personal, sucinta, arbitraria y subjetiva taxonomía de eventos en su discurrir emocional.

    Excelente tu reflexión, Marián.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Que el tiempo de este 2012 fluya al ritmo que desees.

    ResponderEliminar
  6. Kinezoe:
    El tiempo está dentro de la relatividad, pues..."el tiempo que dura un minuto depende de qué lado de la puerta del baño te encuentres" jaja...Me ha recordado ésto al mencionar tú, como metáfora, la peli "El anacoreta". Pero ahora en serio, vivir sin ver el mar...no sé...pero bueno, lo del mensaje en una botella despierta la imaginación.
    Feliz año para ti también ,Kine.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Marisa:
    Pues es cierto eso que dices, Marisa, será para ordenar nuestras cuitas vitales...he recordado al leerte un pasaje de "El Principito":
    "Al día siguiente volvió el principito.
    -Hubiese sido mejor venir a la misma hora-dijo el zorro-. Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, comenzaré a ser feliz desde las tres. Cuanto más avance la hora, más feliz me sentiré. A la cuatro me sentiré agitado e inquieto; ¡descubriré el precio de la felicidad¡ Pero si vienes a cualquier hora, nunca sabré a qué hora preparar mi corazón...Los ritos son necesarios"
    Pues ahí está: el rito del tiempo es necesario.
    Besos, Marisa.


    Pilar,
    Que fluya pues, ese ritmo que deseo, y...que tu deseo sea verlo. Gracias, Pilar, mis mejores deseos para ti también en este 2012.

    ResponderEliminar
  8. Muy bueno cruzarte en Matinée, y mejor el comment, muy ilustrativo.
    Lo mejor para lo que viene!
    SAlud

    ResponderEliminar
  9. Anónimo1/07/2012

    Desde la otra orilla...espero que te llegue sin enfriarse un ápice mi ardiente deseo de que uno de tus suspiros algún día sea dedicado a mi...

    Tu amor, siempre en la sombra...

    ResponderEliminar
  10. efa:
    Siempre que paso por tu casa y miro las luces a través de las ventanas...me quedo un rato mirando, tal vez leyendo...y no dejo huella.
    Espero que esto sirva para que no me eches de menos.


    Anónimo:
    Pues...mi deseo más ardiente de que tus anhelos se enfríen, y perdóname por el oxímoron, porque no quisiera que sirviera de precedente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Sólo por tocar un poco las narices, el tiempo es consecuencia de la fuerza de la gravedad, ahora bien, como hasta la fecha no podemos "manipularla", podemos hacerlo bailar a nuestra conveniencia, o acaso no vuela cuando somos felices.
    Un beso fuerte y un abrazo mayor.

    ResponderEliminar
  12. Ángel Iván:
    Así es, dicen que el tiempo pasa según las circunstancias; lento como una tortuga o rápido como una gacela, y nada de tocar las narices, tu científico punto de vista es muy valioso para mi, pues ver las cosas desde varios ángulos nos da mayores perspectivas, obvio, así que ya ves, tu comentario me mola un montón.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  13. El tiempo y sus desequilibrados pensamientos... impresionante reflexión para eso para no encontrar realmente la definición que se adecue y nos convenza...

    ResponderEliminar
  14. carmeloti, nos gusta pensar en el tiempo..en eso que pasa en la hojas del calendario...como una medida...pero que no pasara sobre nuestra piel...ni siquiera recordar en las hojas secas que se dejan caer lánguidamente de los árboles...

    ResponderEliminar
  15. Algunos filósofos dicen que es egoista entender al tiempo como una creación humana... pero en cambio no ofrecen una solución sólida a esta pregunta, jejej.

    El tiempo, a mis ojos, es una dimensión en la que el ser humano se ve atrapado, en la que realiza sus acciones. Y como me gusta ser práctico (y parece ser que al resto de los humanos también) necesitamos hacer como que tenemos el tiempo para nosotros y lo controlamos, y así celebramos que ciclos inicien y ciclos terminen, y nos felicitamos por años de vida y por años que terminan y años que comienzan.

    A mí lo que me inquieta y me emociona es como la realidad humana va exigiendo cada vez más actividades en menos tiempo, parece como si tal dimensión se acelerara y me pregunto a dónde llegaremos. Sospecho que el tiempo nos lo dirá ;)

    Saludos intempestivos!

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.