..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

lunes, 10 de octubre de 2011

A todos ellos...


"En los asuntos triviales, el estilo y no la sinceridad es lo esencial. En los importantes, también el estilo es lo esencial" Oscar Wilde


No sin cierta preocupación anoche me lo preguntaba, una vez más, antes de irme a la cama.

¿Qué clase de gente es ésta a la que leo a diario?

Y me paré a reflexionar muy seriamente sobre esta realidad que me rodea. Porque, a ver, está bien ampliar bibliografía, pero aquí no estamos hablando de eso; estamos hablando de gente que hace verdaderos malabarismos para obviar la realidad cotidiana...y se esconden tras un componente mágico que es como una continua sorpresa. Cuanto más me familiarizo con el mundo más me sorprenden sus hábitos, sus gestos, sus modos. La vida puede ser una aventura, no por desconocida, si no porque vamos aprendiendo a sortear obstáculos y hemos tomado nota. Y puede que para muchos se convierta en un milagro inesperado. Han descubierto ese potencial que a través de la escritura se convierte en algo mágico. Uno posee deseo en la realidad a la vez que recibe resistencia. Sin fricción, no hay conocimiento.

Y si todo me sorprende continuamente entonces mi problema es de orden sexual, porque me he mantenido virgen y a salvo de esa realidad. O quizás no; porque eso de la virginidad siempre es muy relativo...Y el modo de entrar en esa realidad, que implica una continua sorpresa y me sume en la perplejidad, sería sumergirme en ese río y dejarme llevar por la corriente...porque en resumidas cuentas, yo puedo anticiparme a todo eso y a creerme muy lista, pero cuando menos lo espere vendrá el realismo mágico y me pillará en bragas...

La construcción de un carácter se va forjando rastreando el conocimiento que tenemos de los demás, y solemos aplicar una lupa para tener una visión del mundo- La gente que ha llegado a conocernos, si es que realmente ha llegado ha hacerlo, jamás se atreverá a asegurarlo. Esto, sin embargo, no debería de preocuparnos demasiado. Y menos sorprendernos. Es más, tendríamos que aspirar a que la vida no deje de sorprendernos...¡es tan maravilloso no perder esa capacidad de asombro¡...
Aquí una imagen que vale más que muchas palabras...Un regalo para todos...los que pululan por aquí y que sé que son, muchos de ellos, unos fetichistas en potencia...

21 comentarios:

  1. mmmm Confieso, lo soy y no solo potencialmente ;-)
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Oh! Me dejaste en evidencia! De todas formas, entiendo, perder la capacidad de asombro, es morir un poco. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. La capacidad de asombrarse es uno de los alicientes de la vida. A mí el realismo mágico me pilló en calzoncillos.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que no me he hecho esa pregunta hasta ahora!
    No sé si me importa saberlo... pero si me gusta sorprenderme y disfrutar cada vez más de este mundo mágico y de las personas como tú que habitan en él!! ;)

    Un besazo Marián!!

    PD: gracias por el regalo!! Me encanta!! ;) mmmmmmmm

    ResponderEliminar
  5. Esta realidad no deja de ser una más entre otras muchas... Ni mejor ni peor que las demás.

    No soy fetichista, lo que me lleva siempre a imaginar...

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. http://lapoesiadepapillon.blogspot.com/
    Poesía y Libertad

    ResponderEliminar
  7. Anónimo10/12/2011

    Las vecinas esta noche emitían insolentes ruiditos desde su parcela material
    Transitaba por el pasillo intentando improvisar un baile algo sofisticado
    Borracho con mi puta sombra, trabajos de marquetería y virutas de madera en mis cabellos sudados y escasos
    Latas de cerveza en la bolsa de basura y sangre en la mano
    Una astilla perforaba la palma, herida aparatosa, vertiendo sangre en el fregadero
    El botiquín huele a humedad, el alcohol quema la herida y burbujea la sangre como gaseosa
    Las vecinas juegan a baloncesto en su terraza, apesta a carne de barbacoa y sofrito
    Supongo que sus bocas grasientas ahora hablan desde la saciedad de quien en sus entrañas sepulta un animal ya muerto
    No se por que cojones me vino a la memoria una vaca pastando en un verde prado cantabro
    Imagine la nevera de la vecina y tuve la intuición de que por cojones tenia que albergar en su interior leche fresca de vaca, y un moco adherido al cristal de la botella
    También por las mientes cruzo como tren de mercarías la certeza de que su culo sudado tras la pitanza emborracharía sus dominios con aroma personalísimo
    Cuando Paola encesto desde la ficticia línea de triple, yo eructé desde el jardín con la cerveza en mi mano sanguinolenta… eructé y me pedí mirando asombrado su distrito hipotecario… y rasque mi cabeza intentando despejar de serrín los cabellos…
    Y créanme, a saltitos subieron las escaleras y tras soltar dos gritos de miedo difuso volví a estornudar por el culo gases traidores… y pensé en lo agradable que resulta estos días de otoño matar el tiempo con labores caseras, y tomar el aire con la luna por testigo

    ResponderEliminar
  8. Sorprenderse es caminar por la vida sin esperar nada , y subitamente sales tú, entre la maraña de gente desprevenida, y me llevas a un mundo no pensado solo con la imagen de una imagen: el fetichismo es mirar el mundo con ojos sorprendidos (no decía eso nuestro amado W. Benjamin?)

    mi beso

    ResponderEliminar
  9. reflexivas tus palabras.

    ResponderEliminar
  10. Jose maria Alloza:
    Así que lo eres ¿eh?
    ¡Pues disfrútalo¡...jaja..
    Un beso.


    El Joven llamado Cuervo:
    Del asombro surge el pensamiento. Según Platón, lo que te sorprende o asombra es lo que te hace indagar, querido.
    Un beso.


    M.:
    El realismo mágico, tarde o temprano, nos pilla a todos con prendas íntimas o no.

    ResponderEliminar
  11. Gybby:
    Me encanta que te encante, Gybby, y los momentos mágicos que nunca nos falten.
    Un beso.


    Rapanuy:
    Todo son realidades, y lo que pensamos, la imaginación, son más verdades que cualquier otra cosa. Somos raciocinio...y sin razonar y fabular no seríamos nada.
    Besos.


    Papillón:
    Echaré un vistazo.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo:
    La creatividad aunque venga arropada con el anonimato la valoro, y mi capacidad de asombro es un síntoma de que no hemos perdido ni un ápice del sentido del humor.

    Que hayas improvisado sobre la marcha sin pararte mucho a mirar cómo ibas quedando...pues que...eso te delata. Así que ya ves, no eres nada imprevisible. Podrías haber firmado este comentario ¿qué te habría costado? En fin...sé que tienes agallas para firmar lo que sea...pero has preferido jugar un ratito...

    ResponderEliminar
  13. El caligrafista:
    Hasta lo filósofos más pragmáticos terminan imbuidos en elucubraciones; en esa construcción artificial o virtual de la realidad.

    Hay imágenes muy abstractas y otras que impresionan por la sencillez, y es que a veces un simple detalle puede sorprendernos...

    Mi beso.

    ResponderEliminar
  14. Perder la capacidad de asombro es morir en vida. Original regalo el que nos dejas, jeje... ;-) Tan interesante como de costumbre esta nueva entrada.

    Un beso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  15. A mi me encanta sorprenderme, cada día, me fascina ver como la gente entiende las mil expresiones de la vida, sea de cualquier tema, alñguna que otra vez he dicho que queda de los demás en mi, que pasa en mi mente despuñes de horas y horas leyendo a otro ser, que quizás, no es ni me coetaneo, pero aún así es como adrenalina en vena, me da igual sus caras, sus nombres o si su literatura es academicista, erótica o azucarada es mi obsesión por el lenguaje, los sentimientos y circunstacias los que me narcotizan...

    ResponderEliminar
  16. El martes el "vión" toco tierra y hasta hoy no había con mi hábito cotidiano de acercarme a las ventanas de aquellos espíritus que me estimulan, nunca se me había pasado por la cabeza que podría ser por cierto componente voyeur, ¿lo seré? es posible, el último que se da cuenta es el que lo padece, sólo se que a mi me gusta acercarme a mirar por encima de tu tapia y ver lo que se me muestra.
    Besotes gordos y aún cargados de energía.

    ResponderEliminar
  17. David C.
    Ya lo sabes, David, yo siempre igual...


    Kinezoe:
    De vez en cuando una sorpresa inesperada no viene mal para medir nuestro asombro...uy..."sorpresa inesperada" qué tontería ¿no? si es sorpresa será inesperada jajaja..
    Un beso, Kine.


    carmeloti:
    Yo también tengo un amor enfermizo por las palabras (nuevas o antiguas), y lo que más me gusta es verlas escritas, y escritas bien, para aprender, así que no te imaginas cómo te comprendo. A la gente elocuente la comprendo menos cuando habla que cuando escribe...por las reiteraciones, que cansan...
    Tus comentarios, a veces me abruman, por lo bien que te expresas, y te agradezco mucho que vengas y me lo digas...


    Angel Iván:
    ¡Cuantas vacaciones, chico¡
    no paras, luego llegará el frío y no pararás de quejarte, envuelto en la bufanda y los guantes jajaja...
    Bueno, que ha sido una sorpresa verte otra vez por aquí.
    Besote.

    ResponderEliminar
  18. esa es la clave, la capacidad de sorprenderse...sin ella estamos perdidos

    ResponderEliminar
  19. joder que punzante el texto. aunque la foto sobraba (en mi opinon)

    ResponderEliminar
  20. Gracias infinitas por seguir mi espacio.
    Tienes un espacio en donde las letras toman del brazo al lector y lo llevan a un mundo lindo, te sigo y volveré a leerte.
    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Roberto:
    Y que no nos falte esa capacidad. Gracias por comentar.


    Spaski:
    ¿Que foto sobra, la de "haciendo calceta" o la de "ordenador colgadero"?
    Te diré, para decirte la pura verdad, que no esperaba tanta coincidencia de opinión, así que la tuya la recibo como agua de mayo...


    Mina:
    Bienvenida y muchas gracias por tu comentario tan amable.
    Saludos.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.