..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

martes, 27 de septiembre de 2011

Una pincelada...(una más)


Sí, algo más...
Estoy en el laberinto...
En esa fascinación por el estado mismo de la situación...

Se lo estaba contando y va y me dice:
--Lo que te está pasando es a lo que Ortega y Gasset definió como un estado de ánimo en el que lo que se ama es el estar enamorado.
--¿Qué me dices?
--Te lo cuento. Es esa sensación de sentirse pleno...uno se enamora de si mismo por persona interpuesta. Lo que te fascina es ese estado de enamoramiento...
...Y me siguió diciendo, sin apenas fijarse en mi cara de asombro:
--El enamoramiento tiene vocación de eternidad; cuando uno se enamora se enamora para siempre. Cuando los enamorados dicen "te quiero" lo dicen convencidos de que es para siempre.
Parpadeo y él sigue:
--Y tengo que decirte, si me lo permites, que esa sensación que tú sientes ahora es lo más parecido a un disloque; una dislocación del alma. Tienes una especie de atontamiento y "apenas le echas cuentas al amor"

¿¡Echarle cuentas al amor¡?...

Me gusta este tío cuando intercala en sus disquisiciones; tan académicas en apariencia,éstas frases del vulgo.

--La palabra "amor"--trato yo ahora de defenderme--está muy gastada, está vacía de contenido. Se llama amor a cualquier sentimiento, por mínimo que sea, de afecto.
--Claro, y a ti lo que te "enamora" es la sensación de estar enamorada. Pero eso se pasa pronto.
--¡No¡ cuando yo me enamoro siento que es para siempre.
--¿Y no crees que ya son demasiadas veces?
--Ya...¿Pero sabes qué te digo? Que cuando estoy inmersa en éste estado; en el que se me sensibilizan los sentidos, en el que la piel me palpita con su presencia...en el que cuando me miro en sus ojos tiemblo...ese latir enamorado...eso...¡eso es eternidad¡...y la eternidad engancha. Un sentimiento que se rebela como eterno tiene por fuerza que enamora...

23 comentarios:

  1. Jajajaja, Me apunto a la peña ;-)
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Eso pasa por enamorarse uno de otro. En realidad, hay que enamorarse sin más. El uno a uno está muerto. El amor sobrevive,

    ResponderEliminar
  3. A mí eso es que ni me suena ya.

    ResponderEliminar
  4. Prefiero que me digan algo así como que caigo bien, o que soy simpático, o que quizá también interesante en algún modo o en forma determinada, pero lo prefiero casi de verdad, casi de la buena a que me digan algo así como amor.

    El amor está en el aire, no se ve y vuela como una nube de aves migratorias. El amor está en las letras, que no se las lleva el aire, pero que se las traga el olvido. El amor no se hace, se nace. El amor nos permite olvidar al amor aquí, en París, en Granada y en Pernambuco. El amor huele, y duele. Y aunque no sé bien a qué viene este comentario, sólo acierto a decirte que tienes razón, o adquieren tintes de realidad los personajes que con tanto amor trazas sobre tu paisaje retórico. Bien.

    La eternidad pasa del amor y sus bienes colaterales. La eternidad se emborracha cada día con alguien diferente, y cada vez sucede cada vez menos que alguien pueda escribir como lo haces tú, con esa materia que anida tu cabeza y que pugna por definirte a través de estos espacios tan ¿apantallados?

    Sea como sea, es un placer jugar a recorrer tus músicas de fondos sobre óleos infinitos.

    Sigue escribiendo, Marián.

    Un beso, de los descritos.

    Mario

    ResponderEliminar
  5. En toda historia de amor siempre hay algo que nos acerca a la eternidad y a la esencia de la vida, porque las historias de amor encierran en sí todos los secretos del mundo. Pero, claro, no sería yo mismo sino te dejara con esta cita de Noel Clarasó:
    "Lo único que hace falta para que los hombres descubran el amor es tener demasiado cerca a una mujer; y lo único que hace falta para que este amor se disipe es seguir teniéndola demasiado cerca."

    ResponderEliminar
  6. El amor, aun cuando dure un instante en el reloj es eterno.

    Me gustan tus reflexiones.

    ResponderEliminar
  7. Yo suelo distinguir dos cosas:

    Una.- Estar enamorado de ALGUIEN por lo que es y por lo que aporta a lo que necesitas.

    Dos.- Estar enamorado del AMOR. Es decir, de esa sensación placentera que causa el estar enamorado y que el personaje del texto lo explica. Nuestro cerebro, como diría Punset, segrega hormonas del placer cuando nos enamoramos, entre ellas la dopamina que, cuando se produce una ruptura o dejamos de estar enamorados se produce ese choque, ese "mono" por la falta de segregación de este tipo de hormonas del placer. çEs por ello por lo que lo pasamos mal y "buscamos" enamorarnos, no a una persona especial.

    Complejo tema el que ofreces, Marián, sin mucho éxito popular si desvelamos los trapos sucios del "estar enamorado" ya que en ambas opciones que explico se acerca mucho al narcisismo, egocentrismo e incluso egoísmo. No por ello, no existe, la empatía, generosidad, respeto, deseo, pasión y demás sentimientos positivos. Puedo haberlos también. Pero de lo primero, no falta.

    Visitar tu espacio es caer siempre en el sillón de la reflexión. Me gusta.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  8. Es bonito ese estado de enamoramiento, sobre todo cuando es correspondido, entonces si que si,y si es para mucho tiempo o incluso para siempre por que se da con la persona adecuada, simplemente con el tiempo madura y cambia, no es ni mejor ni peor que lo que se siente en los primeros días semanas y meses, solo es distinto, quizá, mas pausado e incluso mas reconfortante,eso si,solo si das con la persona apropiada.
    Saludos y me ha encantado descubrirte.

    ResponderEliminar
  9. ¿Y no iran juntas esas dos sensaciones? Cuando nos enamoramos, pensamos que es para siempre, forma parte de ello, al igual que la sensación de estar enamorados, que es el mejor estado de ánimo en el que podemos estar!!
    Y aunque no sea para siempre en la mayoría de los casos.... es inevitable sentirlo al comienzo!

    Un besazo Marián!!

    ResponderEliminar
  10. Dios, lo que hacen las drogas!, sobre todo las que genera el propio organismo. Yo estoy con la Naturaleza y su sabiduría a la hora de crear y desarrollar un organismo vivo como nosotros, al que ha dotado de capacidades, deseos y necesidades de las que no disfrutan (sufren) otras especies.

    El Amor no deja de ser otra más de las muchas cadenas que lastran nuestra evolución, y que la sociedad moderna intenta erradicar a marchas forzadas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Tienes razón. El amor es eso. Y nunca son demasiadas veces. El amor es eterno, mientras dura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. wow que bonito lo que has escrito.

    ResponderEliminar
  13. El enamoramiento tiene vocación de eternidad, je, esa me la llevo.
    Gran diálogo reflexivo.
    Salud

    ResponderEliminar
  14. Muy bueno.
    Y muy bueno poder reflexionar sobre eso, porque varias veces lo intenté pero yo me sueno cursi. Acá queda muy bien.
    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Si el enamoramiento es una sensacion de eternidad....y es justamente ese lugar donde mas comodos estamos. En el fondo siempre hemos querido ser dioses....

    mi beso.

    ResponderEliminar
  16. José María Alloza:
    No me tomas en serio, jajaja...
    Apuntado quedas.
    Un beso.


    El Joven llamado Cuervo:
    Así es...de uno en uno, de uno mismo, y uno de otro...esperando su turno. Como Dios manda.
    Un beso.


    El hombre de Alabama:
    Sí que te suena, sí. Si quieres te puedo ayudar...

    ResponderEliminar
  17. Mario:
    Se puede decir de muchas maneras; con los ojos, con las manos...y hasta sin palabras.
    Pero aquí eso no serviría; aquí la Palabra impera...y me gusta...

    Un beso con todas sus letras.


    Pitt Tristán:
    Tú lo has dicho muy bien...y aún yo te lo puedo decir mejor: Una mujer desea tener al hombre de su vida cerca, y lo único que hace falta es que sea un caballero y que se largue cuando la chispa se apague...


    Pilar:
    Me encantan que te gusten mis reflexiones. A mi me gustan las tuyas...así que estamos en paz.

    ResponderEliminar
  18. Marisa:
    Se suele decir que en amor uno ama y el otro se deja amar. Pero yo creo que es como una interacción, que uno se emociona con lo que siente por el otro porque el amando es feliz dejándose amar, es una cosa de dos y ninguna de las dos partes deja de estar implicado.
    Egoísmo, por supuesto, en todas las situaciones. Nadie es tan altruista como dar amor por nada...todos buscamos la felicidad, desde cualquier ángulo.

    Marisa, tú si que me haces reflexionar, ya lo ves...
    Un beso.


    MEME:
    Bienvenida. Muchas gracias por tu comentario. Es muy interesante leer todos los puntos de vista. Gracias, MEME, Saludos.


    Gybby;
    Siempre se piensa que es para siempre, Gybby,siempre que un hombre me ha dicho que me amaba, lo he creído a pies juntillas. Sabía que en ése momento me estaba diciendo la verdad. Pero...como nada es para siempre...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Rapanuy:
    Madre mia¡ qué susto me has dado con eso de las drogas...pero sí; el cuerpo es así...no sé para qué la gente busca doparse con cosas nocivas cuando el propio organismo te genera de todo. Pero bueno, he entendido tu comentario...y el amor ata y desata...afortunadamente.
    Un beso y un abrazo.


    M.:
    Bienvenido y gracias por venir a comentar. Nos iremos leyendo, pues tu blog me ha parecido muy interesante.
    Saluditos.


    David C.
    Muchísimas gracias, David.

    ResponderEliminar
  20. efa:
    Gracias a ti, efa, que también yo te leo y me quedo con cosas...
    Saludos.


    Gamar:
    Muchas gracias. Pero fíjate que yo estoy segura de que tú puedes sacar buenas reflexiones sobre lo que te propongas.
    Saludos.


    El caligrafista:

    ...Y es que te sientes como Dios...¿a que sí?
    Enamorarse es algo inenarrable...no se puede explicar...porque también se sufre...pero en esa dicotomia es donde está el enganche total...

    Mis besos...

    ResponderEliminar
  21. Impresionante esa frase. El amor convierte el tiempo en eternidad en vez de ser eterno el sentimiento.

    Simplemente paseaba por aquí, saltando de blog en blog y como muchas veces ni recuerdo mis pasos, no puedo prometer que regrese (no por nada, ni sabría explicar por qué pero... uno que es así)pero no quería irme sin dejar constancia de lo mucho que me ha gustado varias de tus entradas, especialmente esta por las reflexiones proporcionadas.

    Saludos desde una esquina de la eternidad.

    ResponderEliminar
  22. Estoy con Marisa (y contigo). Detrás del amor y del altruismo se encuentra casi siempre la búsqueda de nuestra satisfacción personal. Lo hacemos porque nos sentimos bien. Y queremos más; somos egoístas. El hacer sentir bien a la otra persona no sería más que otra de las consecuencias de esta pequeña transacción. Quid pro quo.

    Y ahora siéntete bien porque conseguiste una gran entrada. Como siempre ;-)

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. Pues probablemente Ortega y Gasset tenía razón. No lo había pensado hasta leerte pero es posible que haya algo de eso, amar el sentirse enamorado. De todas maneras, sea como fuere, lo importante es amar de la forma que sea, porque es lo más de lo más, una sensación sin igual, ya sabes, las mariposas, los temblores de labios, las palpitaciones... Me encanta esa sensación porque es única e incomparable con otra.
    Beso de, me gusta leer tus pensamientos.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.