..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

viernes, 22 de abril de 2011

Equilibrio


Para el que sólo puede contarla, la vida sólo vale la pena cuando es vivida. Para el que la vive y no sabe contarla, lo vivido se escurre entre sus dedos. Por eso, aprender a decir es tan vital como aprender a actuar. Buscamos fuera algo que nos salve del desequilibrio y ponga el acento en aquella parte de nosotros que hemos descuidado, pues hacer y decir sólo puede separarse en la mente de los necios. Nos fascina quien puede ofrecernos las palabras para componer el relato de nuestra vida, pero también aquel que sabe neutralizar toda la vanidad que encierra el lenguaje e impone el silencio con un gesto preciso. Formular la pregunta adecuada es tan difícil como marcharse en el momento justo y, en rigor, puede decirse que todas las faltas que experimentamos a lo largo de nuestra vida proceden de este desequilibrio entre lenguaje y acción.

En el Día Internacional del Libro, dedico este post a mis queridos amigos blogueros con un beso enorme.

19 comentarios:

  1. Preciosa y precisa reflexión. Ajustada a la realidad honda que quizá nos impulse a esta tarea irrenunciable.
    Feliz día del libro.

    ResponderEliminar
  2. Muy buena esta entrada. Ni se me había ocurrido pensarlo así. Tus palabras me han convencido completamente e intuyo el desequilibrio.
    Manos a la obra, voy a cambiar cuatro cosas y regalar algunas rosas.
    Saludos. Feliz Sant Jordi.

    ResponderEliminar
  3. Es más fácil estando sin silencios influyentes, el pensar y razonar de modo más natural y con mejores fines de conocimiento personal... En muchas ocasiones borramos las huellas tras nuestro paso para no recordar que pasamos por allí...a veces solo a veces ni siquiera llegamos y nos anclamos en cualquier isla donde nadie nos conoce e intentamos rehacer existencias tempestuosas…Abrazos desde el trópico de las circunstancias, amiga mía, viajemos en el tiempo de imaginación idealista…

    ResponderEliminar
  4. Vivimos lo que contamos o nos contamos para elevarnos sobre lo que vivimos, la palabra no es vida pero no cabe vida sin palabra.

    En este día del Libro, felicidades!!!

    ResponderEliminar
  5. Sintética, punzante, convincente tu entrada. Sin dudas lenguaje y accion viven en equilibrio: vivir es desequilibrar esa balanza

    mi beso

    ResponderEliminar
  6. Para vivir y contarlo quizás caer en ese desquilibrio y no contarlo desde la barrera y por eso los cobardes son tan equilibrados.
    Feliz día del libro con un día de retraso, besotes.

    ResponderEliminar
  7. Amando Carabias María:
    Muchas gracias por tus palabras.
    Espero que también vosotros lo pasaríais bien en el Día del Libro.


    Igor:
    Tus rosas blancas he visto que son preciosas. Muchas gracias por mostrarlas.
    Un beso.


    Kimbertrancanut:
    Viajemos en el tiempo, claro que sí, en ese trópico de las circunstancias, de imaginación e idealismos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Pilar:
    La palabra es lo que nos identifica, como se ha dicho ya tantas veces; es el código de nuestra identidad.
    Un abrazo.


    El magnetista:
    ¡Qué bien¡...
    Buscar el equilibrio cuando se vive la vida no quiere decir que esté a nuestro alcance. Se sueña con ese equilibrio viviendo peligrosamente...algo que choca casi siempre con nuestra coherencia.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Ángel Iván:
    Buscamos el equilibrio, creo, todos, seamos cobardes o no. Un acto cobarde lo puede hacer también un valiente.
    besote.


    El hombre de Alabama:
    Muchas gracias. hombre...

    ResponderEliminar
  10. Bella y aguda reflexión!

    Saludos Cordiales!

    ResponderEliminar
  11. El Señor Dáltanos:
    Muchísimas gracias, me alegra que lo compartas.
    Reflexionar es sano para la mente, pero no siempre, siempre, eh...

    Un saludo con afecto.

    ResponderEliminar
  12. El equilibrio es aquello que debemos romper para que todo funcione....Es en el desequilibrio de las cosas donde nace lo mejor (y tambien lo peor)

    mi beso

    ResponderEliminar
  13. Es lo que nos desequilibra lo que nos hace ser especiales, salir del sendero establecido y descubrir nuevos senderos, y adentrarse en ellos...para conocer...y conocerse. Para degustar, palabra que viene de gustar y de gusto...ummmm ¡cómo me gustan las frases que contienen la palabras gusto¡...

    Y es en ese desequilibrio de las cosas donde nace lo mejor, y también lo peor: Que lo malo que hay en nosotros es lo mejor de nosotros mismo, como bien dijo aquél filólogo alemán que tú ya sabes...

    Beso con gusto tu beso.

    ResponderEliminar
  14. Estupenda entrada. Sigo pensando que "el hacer" es un asunto sociocultural, y "el decir" apenas un asomo de lo que pensamos, no por hipocresía, las más de las veces, sino por la insuficiencia del lenguaje: no se ha creado un verbo que a una idea retrate.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Leí, creo que en Juan Ramón, algo así: "He nacido dos veces, una de mi madre. Otra de mí mismo."
    Tu entrada, bien pensada y bien escrita, se refiere al segundo nacimiento, al importante. Yo estoy en ello y tú me ayudas de tarde en tarde. ¡Gracias chata!

    ResponderEliminar
  16. Julio Diaz-Escamilla:
    Muchas gracias. Aunque para estupenda tu reflexión; porque es cierto que "el hacer" no es para contarlo al pie de la letra y "el decir"...lo que pensamos no es nada fácil expresarlo en palabras.
    Me has dejado pensando...


    Manuel María Torres Rojas:
    Estás muy reflexivo últimamente, y yo poquita ayuda te puedo dar, chato.

    ResponderEliminar
  17. Aunque con bastante retraso, no me gustaría dejar pasar una fecha tan señalada sin felicitarte, Marián. Espero que pasaras un feliz Día del Libro, amiga. Interesante reflexión la tuya. Siempre me despertaron gran fascinación esas personas que viven la vida como verdaderamente quieren (son muy pocas las que pueden decirlo), y además, saben contarlo (y con qué arte...). Para el resto, menos mal que nos quedan los libros...

    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Kinezoe:
    Muchas gracias, Kine, también tú sabes contarlo todo con mucho encanto. Y puedes decírmelo en el momento que quieras ¡faltaría más¡ Aquí se puede entrar a cualquier hora, siempre está abierto.
    Pues sí, los libros, el cine, la música...(ahora me paso por tu casa)
    Un beso.

    PD: Ya ves, Kine, que ¡por fin¡ he terminado mi pequeña novela negra...jajaja...Ya me dirás. Otro beso.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.