..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

lunes, 30 de agosto de 2010

Malos rollos


HISTORIAS de mayores, CUENTOS para niños

Rollo I

La multitud se iba acercando.

Toda aquella muchedumbre que iba creciendo por momentos, aquel ambiente maloliente que fue invadiendo el lugar, terminó poniéndole de los nervios. Se estaban acercando demasiado y Pedro a punto estuvo de desenvainar la espada. Sintió un tirón de la túnica y el pisotón le hizo tambalearse. Cuando vio aquel pie completamente sucio y aquella sandalia nauseabunda sintió un pequeño desvanecimiento. El joven Juan, tan atento y solícito como siempre, le acercó un cazo de agua fresca a los labios.

Después, Jesús de Nazaret, cuando por fin vio que todos callaban, lanzándoles una mirada con "ira", entristecido pero lleno de endurecimiento, dice al chico: --¡Estira la mano¡-- El chico que era manco pero no tonto, esbozó una triste sonrisa.--No puedo--dijo con una débil voz mirando a Jesús a los ojos.--¡Estira la mano¡--le dijo esta vez casi gritando. El muchacho bajó la cabeza a punto de llorar. Jesús le cogió la mano:--¡Mírame¡--Insistió dándole un fuerte tirón. Se la estiró y su mano quedó restablecida.

Los fariseos al salir del lugar, enseguida entraron en consejo con los herodianos y empezaron a deliberar contra él; sobre cómo desembarazarse de este encantador hombre o demonio que, cual basilisco, mataba las enfermedades con la mirada.

Rollo II

Moisés mandó llamar a Datán y a Abirán, hijos de Eliab, pero ellos dijeron:
--No queremos ir. ¿No es bastante que nos hayas sacado de Egipto y nos hayas traído a este desierto de muerte para querer todavía seguir tiranizándonos?. Esta no es una tierra que mana leche y miel donde nos has traído ...¡No nos has dado en posesión campos ni viñas¡ ...¿Crees que están ciegas éstas gentes?. No, no iremos ...¡¡Nos has traído a un desierto de muerte¡¡.

Al amanecer Dios habló a Moisés:
--Dí a la comunidad: separaos de la tienda de Coren. La de Datán , Abirán y Eliab.

Toda la comunidad se separó de la tienda. Apenas había acabado de hablar, el suelo se abrió bajo sus pies , la tierra abrió su boca y se los tragó, a ellos y a sus familias; a sus mujeres, a sus pequeños y a todos sus hombres.

Rollo III

Jónatan se lo llevó consigo.

No pudo disimilar la repentina atracción que al instante le produjo aquel muchacho, algo asilvestrado, era evidente, pero que sin embargo emanaba una inteligencia innata. El muchacho era fuerte, ágil y muy atractivo. Se lo llevaron al rey Saúl para prepararlo como soldado, y Jónatan quedó prendado. Así que cuando terminó de hablar con su padre le pidió que se quedara en palacio. Jónatan se quitó el manto que vestía y se lo dio a David, y su propia armadura, así como su espada y su arco y , hasta el cinturón que llevaba puesto ...

David desde aquel día se vio colmado de atenciones. Saúl le puso al frente de sus hombres de guerra y Jónatan se convirtió en su sombra. Y como también tenía dotes para la música, les amenizaban las tardes cuando no estaban en campaña.

A todas las salidas a las que le enviaba Saúl, David volvía con éxito. Creció en popularidad y Saúl ante esta situación empezó a sentirse incómodo, no ya por las murmuraciones de la amistad con su hijo Jónatan sino, y sobre todo, porque las mujeres le aclamaban al volver de sus gestas.

Pasaban los días y Saúl empezó a sentir cierta animadversión y envidia por David, hasta tal punto que cuando se cruzaba con él por las galerías del palacio solía cruzar los dedos y, con la mirada clavada en su rostro, los besaba en un gesto amenazante.

Una tarde, harto ya de oír la misma melodía, Saúl andaba como loco por la casa, pues un mal espíritu enviado por Dios taladraba su voluntad y una voz interior machacona le martilleaba el cerebro. David se puso a tocar la cítara como otros días.Saúl tenía una lanza en la mano y la blandió diciendo:
--Clavaré a David en la pared.
Pero David que era ágil como una pantera, esquivó el golpe por dos veces.

Rollo IV

Jacob, llamado Israél, amaba a José más que a todos sus hijos, porque era el hijo de sus ancianidad. Tenía detalles con él que no tenía con sus otros hijos. Mandó que le hicieran una túnica con mangas largas. Una túnica con mangas largas era un signo de distinción, y sus hermanos, por culpa de éstas atenciones del padre, empezaron a odiarle y dejaron de hablarle con cariño. Así que en la primera ocasión, con argucias y engaños, le quitaron la túnica y lo dejaron abandonado en el camino. Ya se iban del lugar cuando divisaron una caravana de ismaelitas, y pensaron que sería buena idea tratar con ellos y vender a su hermano. Es de suponer que el precio sería más alto con túnica incluida, pero este dato no quedó registrado en esta historia. Así que estos mercaderes se lo llevaron a Egipto y se lo vendieron a Putifar.

José era guapo y esbelto y levantaba pasiones a su paso, tanto en hombres como en mujeres. La mujer de Putifar puso sus ojos en él. José tenía permiso de su dueño y libertad para todo tipo de escarceos. Sólo su amo tenía más autoridad que él. Nada se le había prohibido excepto a su mujer. Ésta se encapricho de José y trató por todos los medios de acostarse con él. Pero no lo consiguió. Así que cogiendo unas prendas de José llamó a sus criados y les dijo:
--Este José, el hebreo, ha querido abusar de mi, se acercó para acostarse conmigo, pero yo me puse a gritar y al oír mis gritos salió corriendo y dejó su manto en mis manos.

Ella puso junto así el manto hasta que su marido volviera a casa. El marido al oír lo que le decía su mujer, sobre el comportamiento de su esclavo con ella, se enfureció y mandó a prenderlo para meterlo en la cárcel. No obstante utilizó su influencia y lo metió en la cárcel de los presos del rey.

Así que esta historia no acabó aquí, ya que estos avatares le ocurrieron por ser joven y apuesto; inconvenientes de ser guapo. En la cárcel se hizo amigo de sus vigilantes, y como Dios estaba con él, le mandó el don de la adivinación. Y con el tiempo se hizo adivino oficial de Faraón y de su corte y le fue divinamente...

Rollo V

Pablo,el apóstol de los gentiles, estaba sobradamente preparado. Si alguien podía presumir de divino ese alguien no podía ser otro que él mismo. Además su médico Lucas y a la vez amanuense le hizo una biografía insuperable. Pero apologías a parte, él sabía venderse como un santo sin ayuda de nadie.

Pablo, astuto, sabio en desfigurar los mensajes sapienciales, dice que dice la escritura: "Inutilizaré la sabiduría de los sabios y anularé la inteligencia de los inteligentes. ¿Dónde está el sabio?. ¿Dónde el maestro? ¿Dónde el estudioso de este mundo?. ¡Dios ha convertido en tontería la sabiduría de este mundo¡ ...Os suplico por tanto que sigáis mi ejemplo."

Pablo llegó a la antigua ciudad de Corintio. Predicó y sembró. Sacó pingües beneficios. Se fue a expandir el negocio y cuando volvió ¡oh, prodigio del Diablo¡ había llegado un orador brillante llamado Apolo, y éste, con su don de la palabra, le había arrebatado toda su clientela. Pero Pablo no se iba a ir con las manos vacías. Les dijo: "Ya veis que he vuelto, porque el Reino de Dios no consiste en la palabrería. ¿Qué queréis? ¿Que vaya con la vara o con amor y con ternura?. Y si sembramos en vosotros bienes espirituales ¿es mucho que recojamos bienes materiales?. Los Domingos, cada uno de vosotros separe lo que pueda, según lo que gane, sin esperar a mi llegada para la colecta. Cuando vaya enviaré a Jerusalén con cartas de presentación a los que elijáis para llevar lo que habéis recogido.

Ante esta dualidad de líderes, Pablo logró confundir a los feligreses, y a punto estuvo el tal Apolo de hundirle el negocio. Pero nadie pudo con su descomunal ego:

--Yo no voy a ensalzarme,  ni a pasar por encima de otros. No lo diré yo, el Señor hablará por mi: "Más antes, oh hombre, ¿Quién eres tú para discutir con Dios? ¿Puede el objeto modelado decir al que lo modela porqué me haces así?. ¿No es el alfarero dueño de su arcilla para hacer de un mismo material una vasija fina o una ordinaria? ...Y si tú puedes más podría yo, mucho más que esos "perros judíos". Pues si alguno podía confiar en lo humano, más podía yo"

Rollo VI

Llegó sumamente cabreado, se acercó a grandes zancadas y con un látigo de cuerdas los echó a todos del Templo, con las ovejas y los bueyes. Esparció por el suelo las monedas de los cambistas y volcó las mesas. Acurrucados por el suelo y tapándose el rostro con las manos, aturdidos y ensangrentados gritaron:

--Déjanos en paz, hijo de Dios. ¿Has venido aquí antes de tiempo para atormentarnos?

Pacían no lejos de allí una gran piara de cerdos y ellos le pidieron:
--Si nos echas, déjanos ir al menos donde está esa piara de cerdos.
Jesús les dijo: Id--Ellos salieron y se metieron entre los cerdos, y al instante toda la piara se lanzó al lago por un precipicio y se ahogaron todos; hombres y cerdos.

Las gentes llegaban de los pueblos para ver estos acontecimientos, y salían al encuentro de Jesús y , al verlo, le rogaban que se fuera de allí.

Rollo VII

"No os sorprendáis por esto, porque llega la hora en la que todos los que están en los sepulcros oirán su voz (la de Dios) y saldrán. Los que obraron el bien con una resurrección de vida, pero los que obraron el mal con una resurrección para condena eterna. Quien no obró el bien será eternamente condenado"

EPÍLOGO:

Ciertamente, cuando se lee con un poco de detenimiento estos episodios bíblicos no deja de sorprender la dosis de maldad y malos rollos que encierran estas escenas; crueldad, bajas pasiones, sadismo ...A estos exégetas les debía de fascinar narrar escenas de gentes famélicas  perdidas en desiertos, devorándose unos a otros, imaginar esos latigazos que se llevaban jirones de piel ensangrentada, visualizar zombis tambaleantes, ciegos y como perdidos, esas escenas, toda esa tensión sexual subyacente que casi  con seguridad les provocaba ...

Y aún hay más; historias mucho más crueles que éstas que aquí he descrito, quizás autocensurándome sin percatarme, porque digamos que éstas son de las más moderadas.

Y más aún hay, porque el ser humano es capaz de los actos más crueles. La historia de la humanidad está plagada de caminos sangrientos. Es la vida en movimiento, y cualquier detonante puede activar la espoleta de esa carga explosiva de maldad; de esa mochila maldita que todos llevamos a cuestas y que se activa en los malos momentos, en los que se pierde el control y se está por encima del bien y del mal. Ese es el devenir de la humanidad. Porque las historias escritas, dramas o comedias, tienen sus actos y entreactos; un principio y un final, tienen un hilo conductor, es decir, coherencia. Pero la vida misma es un caos, porque la vida no tiene guión.

lunes, 23 de agosto de 2010

¿También tú, Bruto, hijo mio?



¿Y tú...qué miras?...

En algunos petit comité, una joven política, solía comentar en tono jocoso, que cuando a ella le presentaban algún ejemplar masculino, digamos macizo, y si vislumbraba en el horizonte la posibilidad de ligar con él, no sacaba a colación temas de conversación muy profundos; culturales, políticos y demás, no. Decía ella que si lo que le interesaba de un hombre era darse un buen revolcón, lo que menos hacía era habla mucho, y mucho menos aún entrar en materias profundas. Y entre risas, seguía diciendo, que si se le ocurría abrir la boca era para expresar su estado de ánimo y hacer alguna declaración ponderativa.

Un estudio realizado por cuatro Universidades británicas, has desvelado que un coeficiente de inteligencia elevado es una desventaja para las mujeres que desean encontrar pareja. En el caso de los hombres, concluyen estos informes, a mayor inteligencia mayores posibilidades para relacionarse con mujeres.

Y la cuestión es:

¿Qué buscan los hombres en las mujeres? ¿Buscan un coeficiente alto o un cuerpo atractivo?. Cierto es que para lograr objetivos hay que usar el cerebro y desarrollar estrategias. En el caso de las mujeres, revelan estos informes, no es necesario ser muy inteligentes. Sólo es necesario despertar los apetitos sexuales del otro sexo. Las mujeres, sin embargo, necesitan sexo inteligente si se espera llegar a fines más estables con ellas. Pero para una mujer inteligente, si lo que pretende es ligarse a un superman lo que más tendrá que utilizar es su cuerpo, eso sí, inteligentemente. Un cuerpo femenino, seductor, sensual, utilizado con destreza para sacarle partido, ya que saber seducir, tanto en hombres como en mujeres, es un arte. Utilizar un cuerpo con destreza y sabiduría requiere conocimiento de sí mismo, y saber encontrar el punto medio entre seducir y dejarse seducir.

Pero si hay un asunto complejo ese es, sin duda, el de las relaciones de pareja. Puede que lo razonable sea separar el sexo del amor, y del amor separar la convivencia, , y de ésta las necesidades vitales. Hay personas que se quedan admiradas cuando ven a dos viejecitos paseando con las manos enlazadas, y con una convivencia de 50 o 60 años, es maravilloso, dicen, ver a esos viejos tan enamorados. Pero en este análisis confunden dependencia con amor, costumbre con cariño, y  lo que salva, quizás, a este razonamiento es que no sabemos con exactitud a qué llamamos amor. Una anciana se lamentaba, velando al pie de la caja mortuoria en la que yacía su marido, de que nunca había visto a su hombre completamente desnudo, y se deshacía en lágrimas, quizás lamentándose de que ya era demasiado tarde....

Tanto han hablado los poetas y los filósofos y los científicos del amor, que se podría pensar que es un tema resuelto. Quizás para algunos sea un tema baladí. Quizás para otros sea un tema esencial. Cada uno lo resuelva a su antojo y que haga lo que le pida el cuerpo.

Pablo Neruda nos dejó algunos poemas al respecto. Parece ser que él, tan inconstante, ya había encontrado el quid... pues dijo que cuando salía a la calle..."Detrás de todas me voy"...Se sentaba en alguna piedra del camino, a veces, y otras veces, apoyado en su última adquisición de mascarón de proa, jugaba con el viento...tomaba sus anotaciones, y mientras, una criollita menor de edad yacía a sus pies.

Y en casa le aguardaba la que él adoraba. Aquella mujer que tanto le gustaba cuando estaba callada, porque estaba como ausente, pero que cuando él volvía al hogar le llenaba de atenciones...