..

..
“Buscad leyendo y hallaréis meditando”. San Juan de la Cruz

..

..
No hay más realidad que la que tenemos dentro. Por eso la mayoría de los seres humanos viven tan irrealmente; porque cree que las imágenes exteriores son la realidad y no permiten a su propio mundo interior manifestarse. Se puede ser muy feliz así, desde luego. Pero cuando se conoce lo otro, ya no se puede elegir el camino de la mayoría. Hermann Hesse.

.

.
Todo lo que se hace por amor, se hace más allá del bien y del mal. Friedrich Nietzsche

.

.
Y...ella tiene el mundo en sus manos...

viernes, 29 de octubre de 2010

Nietzscheaneando


Ese sólido edificio  que Descartes levanta del conocimiento absoluto de la Moral y de la Ciencia, salta por los aires hecho pedazos por el martillo de la sospecha de Nietzsche, poniendo en cuestión ese "yo" que hará caer por tierra todo el edificio de la filosofía dogmática cartesiana .

Y la verdad, analiza Nietzsche, de nuestro yo está sujeta al devenir de acontecimientos, ¿cómo fundarla cuando en lugar de la sustancia permanente que llamamos "yo" sólo encontramos un desfile de máscaras cambiantes?... ¿Y si todo ese conocimiento de los edificios filosóficos, tan sublimes, no ha sido en el fondo sino una superstición ?...

Pues bien, ciertamente, sin la verdad de nuestro "yo", como bien pudo ver Descartes, ninguna otra verdad es posible. El propio Nietzsche hace un prólogo para una obra destinada a situarnos: "Más allá del bien y del mal".

Y en este prólogo es una mujer un tanto esquiva, escandalosamente veleta, maestra de las artes del disfraz y la cosmética quien viene a ser la protagonista. Su nombre ya lo adivinamos...pues todos, infructuosamente, hemos tratado de conquistarla...
"Suponiendo que la verdad sea una mujer, ¿no se nos ocurriría sospechar que todos los filósofos, en la medida en que han sido dogmáticos, han entendido poco de mujeres?...Lo cierto es que la verdad no se ha dejado conquistar y que los sistemas de toda especie ofrecen en la actualidad un aspecto lamentable y confuso, si se puede llamar aspecto a la forma que presentan; pues hay burlones que afirman que todos los sistemas se han derrumbado, se han venido a tierra, o lo que es peor, están en la agonía". Y en esta crítica Nietzsche aún va más allá: "Porque si la Ciencia de la Verdad es una e idéntica así misma, es por tanto antitética de lo falso"

...Y si la Verdad es una mujer, nada en ella será fijo y permanente...¿Cómo que la Verdad nos engaña? Pues ¿no es ella lo contrario de lo falso?. Ciertamente, así lo creyeron los filósofos, hasta ahora, pero ninguno de ellos entendía demasiado de mujeres y de cosmética.

18 comentarios:

  1. Tu post es claramente claro, nítidamente nítido. La verdad es mujer y es esquiva. ¿Puedo aportar algo más? Evitemos decir “LA” verdad. Hay muchas verdades (seamos plurales), tantas como modos de amar a una mujer. Una (no "LA") mujer es una perspectiva. No se conoce sino desde un ángulo, un lugar, una posición. Todo conocimiento es oblicuo. La verdad es una mujer heterogénea.

    Lo segundo, el YO. Sí, Nietzsche aportó un quiebre al YO como fundamento de la verdad, pero Freud desmoronó el YO como fundamento de la razón. La racionalidad no se explica por la razón sino por algo diferente que se escapa a la razón (que es el inconsciente). A mí me gusta pensar que el enemigo de la filosofía griega es Nietzsche (por primera vez hay un filósofo que no sea putamente griego), pero el enemigo de Descartes es Freud. No sé, me acostumbré a pensarlo así, pero se admiten otras verdades.

    Dejo un beso en perspectiva.

    El magnetista

    ResponderEliminar
  2. El magnetista:
    Que mi post es claramente claro, de acuerdo, que es nítidamente nítido, se podría matizar, y tú sabes que si se empieza a matizar se pierde fuerza. La verdad, por supuesto, como concepto es la simple manera de hablar. En términos filosóficos la podemos ver por detrás y por delante, del derecho y del revés. Y ahora, en este preciso momento, yo te podría nombrar tantas verdades como mujeres tú has olvidado. Eso lo primero.

    Lo segundo: Freud podría decirme, fundamentándose en "verdades oblicuas" quien soy yo, pero nunca podría llegar a saberlo. En cuanto al inconsciente vamos a meter en ese saco todo aquello que ignoramos de nosotros mismos.

    Y sí, Nietzsche se enamoró de los filósofos griegos, y al no ser él "putamente griego" jaja, creo que eso le jodía bastante.
    ¡Ah¡ y en cuanto a las perspectivas, no sé, háblame algo más de ello.

    Un beso (sin asíntota) en ese beso.

    ResponderEliminar
  3. Descartes, partiò conociendo el "Yo", y no la verdad.

    Se puede desconocer la verdad, pero no el "Yo".

    Y tampoco podrìa decirse que la "verdad", es lo opuesto a lo Falso, ya que hay muchas falsedades, pero una sola verdad.


    Nietzche, realmente, me parece, (como Sartre) un "filòsofo del desastre", que escribìa demasiado bien.

    A Freud no lo tengo a esas alturas. Ha sido muy refutado.

    Buen post. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Como varón, me gusta sentir a la mujer como enigma (Freud, ayudame, traeme el diván y empezá a preguntar, sin hipnosis, por favor).
    En cuanto a la confrontación Descartes-Nietzche, me parece que es una confrontación entre realismo e idealismo. Pensar que el yo es fundante, es creer que lo que es existe depende del ojo del observador. Es subjetivista y absolutamente egocéntrico, necesario para la época de Descartes que debía -políticamente- seguir justificando el pensamiento místico como centro del razonamiento, y no el conocimiento empírico.
    No concuerdo con que Nietzche no era griego. En cierta forma, los Pitagóricos, Aristóteles y el realismo, Epicuro y su moral empírica, demuestran que no todo era idealismo. La ciencia moderna, carente de egocentrismo, también lo demuestra. En fin, sí coincido con Nietzche en que dios está muerto, y que el hombre aun no se enteró.
    Estimada amiga bloguera, una entrada de aquellas, mirá cómo nos hacés pensar. Besos.

    ResponderEliminar
  5. ...me meto a dejar mi pensamiento, con la osadía de saber, que no tengo ni puta idea de filósofos, aunque quizás si algo de filosofía... pero de andar por casa, la miá.
    Bueno, no creo en los conceptos inamovibles y no cuestionables.
    No creo en nada absolutista, que se plasma desde una sola perspectiva, en un preciso momento y bajo la apreciación única de un individuo...
    Seria como contemplar un paisaje en un cuadro, y pensar que justamente en ese instante, este desnudo toda su verdad...o profundidad, o esencia, y que no mutara.
    Y que este dejara de ser una interpretación, o evocación individual del creador... convirtiéndose en algo inmutable, lo tras polo al mundo de los pensadores. Quizás puedas apreciar la belleza de este, y parte de una certeza propia al leerlo, meditarlo o contemplarlo... pero no deja de ser algo tan fugaz, como el pensamiento, y sus hijos consentidos, los sentimientos.


    Así quizás vea yo eso de las verdades, y los "yo"...
    Prismas y perspectivas moldeadas por la variabilidad del instante gestándose en un individuo.

    Interesante texto... del que me llevo un pellizquito de sabiduría general.

    ResponderEliminar
  6. La tendencia irreflexiva y vulgar a considerar la exactitud como un atributo que afecta a los quilates de la verdad, carece por completo no sólo de justificación, sino hasta de sentido. La exactitud no puede existir cuando se habla de objetos cuantitativos, o como Descartes dice, de “quod recipit magis et minus”. Por tanto, de lo que se cuenta y se mide. No es, pues, en rigor, un atributo de la verdad como tal, sino de ciertas, determinadas cosas que hay en el Universo; en definitiva, sólo de cantidad y luego, con valor aproximado, de la materia. Una verdad puede ser muy exacta y ser, no obstante, muy poco verdad.

    buen finde.
    kisses

    ResponderEliminar
  7. La comparación entre la verdad y la mujer, desde la miope mirada de un hombre, quizás explique el motivo de tanta duda y vaivén.
    No somos inmutables, ni cambiantes cual camaleones, y aunque somos más de lo que conscientemente reconocemos, el enigma no es tal desde la segura altura de unos "Manolos"

    ResponderEliminar
  8. La mente nos trabaja, nos conoce más que nosotros mismos...juego psicológico...si es que existimos o simplemente somos polvo cósmico...

    ResponderEliminar
  9. El Gaucho Santillán:
    Cierto día alguien subió al Olimpo y preguntó: ¿Quien soy yo?. ¿Tú crees que bajó de allí con la respuesta?.


    Javier F. Noya:
    A mi también me encanta sentir al hombre como un enigma. Precisamente eso es lo que alimenta la atracción: lo desconocido.

    Descartes desarrolló toda una teoría con aspecto científico de muchas páginas para de un plumazo llegar a una frase, ya sabes, pienso ergo...

    Por otra parte Nietzsche, él solito se va colmando de contradicciones hasta llegar a autoconsiderarse un dios. Pero era humano, demasiado humano.
    Javier,pensemos ¿por qué no? aunque a veces nos patinen las neuronas.
    Un beso.


    La susodicha:
    Precisamente es de lo que estábamos divagando aquí; de lo jodidamente cambiante que es todo. Y tú lo sabes mejor que muchos. Contemplar una obra de arte y verla desde muchas perspectivas, todo depende de lo que sentimos en cada momento. Berkeley nos lo dijo a su manera, que nada existe sino las sensaciones de nuestra mente.
    Gracias, josune, pues si interesante has percibido el texto tú lo has enriquecido con tu comentario. Gracias.

    ResponderEliminar
  10. deMónicamente:
    ...va quedando claro ¿no? Y tú lo has dicho: una verdad puede serlo con tan sólo una chispa de verdad ¡oh, las matemáticas¡
    Kisses.


    Pilar:
    Desde la altura de unos "manolos" se puede observar, especular, recapacitar, yo algunas veces lo hago sin perder el equilibrio. Todo aquello que te de seguridad ante la presencia de un hombre...tú misma.


    Kimbertrancanut:
    ¡Con una frase de tres renglones lo has dicho¡. Somos polvo. Yo quiero pensar que polvo de estrellas. El tejido de los sueños que decía Shakespeare en "La tempestad".
    Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Pues llamarme tonto, porque no me he enterado de nada y eso que he consultado mis apuntes de CCC de filosofía para "analfabrutos".
    Sólo (creo, porque cuando uno es un ignorante es muy osado) se que los filósofos desde su más tierna infancia fueron unos misóginos y es lo que recuerdo de lo que estudié en el instituto, salvo algunas extrañas excepciones y en esta parte me enlazo con el texto, creo que no han entendido a las mujeres y que tampoco lo han intentado, han entendido el mundo como un objeto masculino y por tanto limitado y por ende, no verdadero.
    Me niego a ver a alguien superior o inferior en función de su sexo, sea o no verdadero, más que nada porque he estudiado que existen tantas verdades como puntos de referencia se contemplen (y esto es la aplicación libre mía del teorema de Steiner de física).
    Antes de meterme en faena, he mirado las biografías en la wikipedia de los dos filósofos y tratar de no parecer un borrico, pero creo que ha sido peor el remedio que la enfermedad porque creerme a pies juntillas lo que dice esa web es caer en el mismo error que los dos filósofos, es decir, pensar que la verdad es una.
    Saludetes y besotes, buen fin de semana de chimenea.
    Siento que entre tus lectores tengas uno que apenas distingue la caverna de la ideas de super yo y prometo enmendarme y aprender mucho o por lo menos estar muy atento.

    ResponderEliminar
  12. Como no sigues mi blog, me he dado de baja en el tuyo. Adios.
    Por cierto, la verdad no existe.

    ResponderEliminar
  13. El impostor10/30/2010

    La imagen que has puesto de Nietzsche ¿es un grafiti? creo haberla visto en alguna parte. El post es para leerlo sin copas, mañana vuelvo.

    ResponderEliminar
  14. Teniendo en cuenta el método de Descartes, con sus reglas correspondientes (duda metódica, el precepto del análisis, precepto de la síntesis y el precepto del control), se puede obtener una verdad bastante próxima a la exactitud, pero qué es la verdad? cada uno interpretamos y tenemos nuestra propia verdad, con nuestras razones que justifican nuestas actuaciones. Y aquí es donde entra Nietzsche con su perspectiva y los puntos de vistas...

    Al menos te leeré para seguir aprendiendo...

    saludos.

    ResponderEliminar
  15. No creo en ninguna Verdad absoluta, ni aunque lo aseguren decenas de prestigiosos filósofos. La Verdad es la propia mirada que tenemos cada uno de las cosas, del mundo, de los demás...Verdades múltiples, forjadas por la añeja experiencia, por miradas subjetivas de soslayo o a los ojos.
    Me pregunto si la Verdad no es el orgullo encubierto de hacer prevalecer nuestras ideas por encima de las demás...

    Tu texto: espléndido. Un post muy interesante, Marián.
    Un fuerte beso.

    ResponderEliminar
  16. Ángel:
    Saber que no sabemos ya es saber mucho. Lo que sí me atrevo a decirte, sin tener yo ninguna autoridad, es que te dejes de "historias", y si quieres saber algo de alguien lee lo que han escrito, no lo que han escrito otros que dicen que lo han leído.
    Un saludo.


    El impostor: No tengo ni idea de si esa imagen de Nietzsche es un grafiti. Como no tengo ni idea de quien eres. Podrías dar la cara ¿no?.


    Lemaki:
    Te aseguro que yo también te leo para aprender, siempre estamos aprendiendo, y desaprendiendo, porque esto último también es necesario a veces...
    Un saludo.


    Marisa:
    Es que son temas ¿eh?
    La Verdad.
    La Nada.
    El Tiempo.

    ...Y como decía Machado: "¿Tu verdad? No, la verdad. Y ven conmigo a buscarla. La tuya guárdatela".

    ¡Tu punto de vista es siempre tan interesante¡ Vamos todos juntos a buscar la verdad o las verdades, y disfrutemos con la búsqueda.
    Muchisimas gracias por tu comentario sobre el texto.
    Un beso enorme. Marisa.

    ResponderEliminar
  17. En su lecho de muerte el maestro Zen manda llamar a su mejor discípulo y le concede el honor de su última enseñanza. El aventajado aprendiz, después de reflexionar durante un buen rato, le pregunta: “Maestro, que es la verdad”. Y éste, con su ultimo suspiro, le responde: “La verdad es la acción, no el verbo ni la palabra”.(Zen tenía que ser)
    Conclusión, ya pueden decir los filósofos misa, que si no se mueven y lo demuestran…

    Ya lo dijo el poeta “se hace camino al andar”.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. ¡Qué razón tienes, Rapanuy¡...
    No es la palabra,es la acción. Aunque también creo que las palabras son los vehículos que nos conducen a la acción. El garbo se demuestra andando. (dicho popular)...Zen significa algo así como un principio que va más allá de las palabras...es la riqueza del vacío...lo que da sentido a las cosas (un vaso es un vaso por el vacío que contiene) Zen es todo aquello que nos reconcilia con el Cosmos...
    No sé, Rapanuy, son pensamientos aislados que me vienen a la mente sin tener mucho conocimiento sobre ellos...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

El Demonio no tiene razón; pero tiene razones. Hay que escucharlas todas. Antonio Machado.